Caso Nisman: Habló Diego Lagomarsino

142

Lagomarsino

Alrededor de las tres de la tarde, el ayudante de Alberto Nisman,  quién  le entregó el arma hallada en la escena del crimen, dio una conferencia de prensa narrando los últimos acontecimientos que compartió con el Fiscal.

Diego Lagomarsino se mostró conmocionado. Luego de que su abogado criticó los dichos de la Presidenta, cuando en cadena nacional apuntó contra su cliente, el ayudante del fiscal narró los hechos que lo vinculan al caso.

“Estoy el sábado en mi casa y me aparece una llamada privada en mi teléfono. Era Alberto Nisman diciéndome si podía ir. No era infrecuente que me pidiera eso”, comienza. Recuerda que visitó la casa del fiscal dos veces en el día sábado. En la primera asegura que  no vio a la custodia en el edificio.

Según cuenta el único imputado en la causa, cuando entró al departamento le “llamaron la atención” los papeles y  los cuatro resaltadores amarillos sobre la mesa. Lagomarsino dice que luego de cruzar unas palabras el Fiscal, éste  le preguntó si tenía un arma.

“Le dije que era vieja”, menciona.  “Si es vieja no te preocupes, en la semana compramos una”, sostiene que le respondió Nisman.  Acorde a su versión, le preguntó al Fiscal si él tenía portación, a lo que le habría respondido: “Por supuesto, yo soy fiscal”.

Lagomarsino cuenta que Nisman le aseguró que ya no confiaba en su custodia, y que tenía más miedo de tener razón que de no tenerla, respecto a la denuncia contra la Presidenta.  ¿Vos sabes lo que es que tus hijas no quieran estar con vos por miedo a que  les pase algo?, le habría dicho Nimsan.

El ayudante sostiene que el Fiscal le dijo que el arma era para llevar en la guantera. “Por si viene un loquito con un palo y me dice traidor”, habría sostenido Nisman.

Luego Lagomarsino  vuelve en una segunda visita para llevarle el arma y  sube hasta el departamento con uno de los custodios. Narra que toma un café y le explica al Fiscal las reglas de seguridad. “Igual no te preocupes porque no la voy a usar”,  “termina todo esto y te devuelvo todo”, habría respondido Nisman.

Después de entregarle el arma, toma el ascensor para ir a planta baja con cinco personas más, según su relato.

“El domingo voy al supermercado y tipo 11 le mando un mensaje: ¿Estás más tranquilo ahora? Nunca me respondió”, cerró su alocución.

La prensa no tuvo la posibilidad de hacer preguntas. Luego de la narración, todas las dudas de los periodistas se dirigieron a su abogado, Maximiliano Rusconi, quien volvió a criticar a los funcionarios que acusaron a Lagomarsino. “Ojala no tengamos que revisar el comportamiento de ciertos funcionarios en el futuro por obstaculizar la justicia “, sentenció.