El descargo del Gobierno sobre las “escuchas” que se hicieron públicas

26

capitanich2

En su conferencia de prensa habitual, el Jefe de Gabinete Jorge Capitanich, se pronunció sobre las “escuchas” que tienen como protagonista al dirigente cercano al Gobierno Luis D’Elía. También manifestó la postura del oficialismo sobre lo sucedido con Damián Pachter, el periodista que abandonó el país por sentirse amenazado.

La muerte de Alberto Nisman tiene múltiples aristas, no sólo debe investigarse en qué circunstancias falleció el Fiscal, sino que también, hay que poner atención en la denuncia que realizó contra la Presidenta y sus funcionarios por el supuesto encubrimiento a Irán en el caso AMIA.

Dentro de este segundo tema, en los últimos días, Radio Mitre hizo públicas las “escuchas” que tenía el Fiscal y en las que basaba, entre otros elementos, su imputación. En estas primeras revelaciones los protagonistas son el dirigente cercano al oficialismos Luis D’Elía y el “representante” islámico Jorge Alejandro “Yusuf” Khalil.

En una de las conversaciones, D’Elía plantea tener un “mensaje urgente del gobierno argentino”, ante lo cual Yusuf le pregunta dónde está y éste responde “Estoy en la Casa de Gobierno”. Khalil le platea ir a su encuentro a lo que Luis responde convocándolo a la Embajada. En los audios ambos personajes se arrojan la representación de las posturas de cada uno de sus Gobiernos, por lo que, el kirchnerismo tuvo que pronunciarse al respecto. Uno de los que habló esta mañana fue Capitanich, en conferencia de prensa.

 El Jefe de Gabinete sostuvo, al ser consultado por las escuchas,  que  “no es delito concurrir a la Casa Rosada, cualquier ciudadano lo puede hacer, y Luis D’Elía lo puede hacer”, “pretender asociar a eso a un plan de encubrimiento, o eventualmente establecer una escucha de esa naturaleza como un elemento probatorio  respecto a decisiones destinadas  a un plan de encubrimiento es una falacia argumental que no tiene asidero”.

 Respecto a la situación de Damián Pachter, periodista de Buenos Aires Herald que anunció la primicia de la muerte de Nisman, y quien abandonó el país por sentirse perseguido, el Ministro justificó la publicación del Gobierno que informa su paradero por tratarse de un hecho de “estrépito público”. “No existe ningún tipo de impedimento para que ningún periodista pueda expresar todo lo que piensa”, concluyó Capitanich.