El mensaje de la Iglesia para esta Navidad

José María Arancedo

Los Obispos de Argentina se unieron en un mensaje navideño que castiga el narcotráfico, la inseguridad y la trata de personas, a la vez que alienta la unión, la paz  y la solidaridad en un año próximo marcado por las elecciones.

El mensaje de la Iglesia argentina fue claro y uniforme, los Obispos en su totalidad castigaron las actividades delictivas y la inseguridad y pidieron más unión, paz y fraternidad para los tiempos que se avecinan.

“Qué lejos nos encontramos del mensaje de paz y amor de Navidad, cuando tenemos que hablar de esa realidad tan cercana que no corresponde a la dignidad del hombre. Me refiero al desprecio por la vida de mi hermano, que se expresa en la violencia y la inseguridad, al delito del narcotráfico y la trata de personas “, sostuvo el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina monseñor José María Arancedo.

Todos los representantes de la Iglesia afirmaron que el país necesita de la reconciliación y pidieron a los gobernantes un verdadero compromiso en la lucha contra la inseguridad y una mejor justicia. Monseñor Alfonso Delgado, arzobispo de San Juan de Cuyo concluyó,  “¡Ruego al Señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los más pobres!”.

En sintonía con este mensaje, el Papa Francisco anunció desde la Basílica de San Pedro que  “verdaderamente hay muchas lágrimas en esta Navidad”, haciendo alusión a quienes sufren en los conflictos armados de Ucrania y de  Irak y Siria, a las víctimas del ébola,  de la violencia y  de la trata. Francisco pidió a los políticos  “que se comprometan a superar contrastes mediante el diálogo y construir una convivencia duradera”.