Benedit tenía grandes deudas y había retirado dinero del banco

benedit2

Dos horas antes de desaparecer habría sacado 250.000 dólares de una caja de seguridad. El dinero no apareció: investigan si lo perdió en el casino y luego se suicidó.

 

Mariano Benedit (31), el asesor que fue encontrado muerto en la Costanera con un balazo en la cabeza, tenía graves problemas financieros. El día de su desaparición había retirado una fuerte suma de una caja de seguridad que tiene su familia. El dinero nunca fue encontrado: investigan si lo perdió en el casino, ubicado a quince cuadras de donde el miércoles apareció su cuerpo.

Un informe de la Fiscalía puntualizó que Benedit estaba atravesando una “situación financiera comprometida” y confirmó que antes de desaparecer había hecho el retiro de dinero. Esto habría ocurrido el martes a las 10.30 en el Banco de Valores, en el centro porteño, donde funciona la Bolsa. Dos horas después desapareció.

La familia de la víctima dijo que en esa caja había 150.000 dólares y que ahora está vacía, aunque fuentes del caso hablaron de 250.000. Después de ir al banco, Benedit habría ido a su oficina de la calle Esmeralda 1066 –en la que manejaba una “cueva” financiera–, donde dejó las llaves de la caja. Pasó por su casa de Recoleta cerca del mediodía y a partir de entonces ya no se supo más nada de él.

El asesor, que había sido padre 15 días antes de su muerte, tenía una deuda bancaria que rondaba los 600.000 pesos. Sin embargo, según contó un testigo, le debía unos 750.000 dólares a otros acreedores. Una de las hipótesis que manejan los investigadores es que Benedit haya ido desde su casa hacia el Casino Flotante de Puerto Madero, que haya perdido allí todo el dinero y luego haya decidido suicidarse. Un testigo se presentó ayer en la Fiscalía y aseguró haberlo visto allí el mismo martes.

De todas formas, los investigadores revisaban ayer las cámaras de la zona del casino y otras 30 ubicadas en los alrededores de la Costanera Sur, donde fue encontrado el cadáver con un tiro en la sien y un arma en la mano derecha. El viernes a la mañana, tras dos días de búsqueda, en ese lugar se encontró la vaina de la bala que lo mató, lo que ratificaría que la muerte se produjo allí y que se pudo haber tratado de un suicidio.

Sin embargo, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, aclaró que el caso “no está cerrado”. “Hay otros indicios que investigar”, indicó. “El mundo oscuro de las finanzas siempre termina con estos hechos”, agregó, sin dar detalles. Los investigadores creen que parte del entorno de Benedit sabe más de lo que contó hasta el momento sobre sus negocios. Y si bien habrían admitido que tenía deudas con distintas personas, hablaron de montos menores a los que se barajan en la causa.