Murió Luciano, el chico que quedó en medio de una persecución policial

Luciano-Ramirez-anos-hincha-Independiente_CLAIMA20141203_0267_27

“Ya está con su abuelo”, dijo el papá y así confirmó la noticia. El chico de 12 años estaba internado en estado irreversible luego de que un grupo de ladrones que escapaba de la Policía chocara el auto en el que viajaba.

 

“Les pido a los jueces que los busquen, que los encuentren y que los dejen presos de por vida”. El desgarrador pedido de Oscar Ramírez, el papá del nene de 12 años que quedó en medio de una persecución policial en Ituzaingó, conmovió a todos este mediodía. Un rato antes, el propio papá informaba que el chico hincha de Independiente tenía muerte cerebral y que su estado era irreversible. Y, luego, esta tarde se confirmó la peor noticia: Luciano murió.

Fue Javier, un tío de Luciano, quien le explicó a la prensa frente al hospital Italiano que los médicos le informaron a la familia que el chico murió esta tarde. Su papá, luego, dijo: “Ya está con su abuelo”.

Anoche, en el oeste del Conurbano, un grupo de ladrones, mientras escapaba de la Policía, chocó un auto en el que viajaba una mujer con dos hijos y un amiguito, Luciano. Como consecuencia del impacto, el chico de 12 años quedó gravemente herido.

Luciano fue trasladado al hospital Italiano tras el accidente, y la idea de los médicos eran intervenirlo lo antes posible, aunque su estado de gravedad lo había impedido durante la mañana. Y luego se supo que su estado era irreversible.

La Policía atrapó a uno de los ladrones, de 32 años, que luego fue identificado como Claudio Soria, con antecedentes penales y que gozaba del beneficio de la libertad condicional. El resto logró escapar corriendo al cruzar las vías del ferrocarril, segundos después de que pasara el tren.

Compartir
Mariano Javier Pepa
Director General - Tec. en Gestión de Medios Masivos de Comunicación - Diseñador Web