Ex intendente de la Capital Pampeana se atrincheró en su casa para evitar un juicio

image547cf485064358.49379985

El ex dirigente pampeano está acusado por abuso de autoridad por aprobar un presupuesto sin aval del Concejo Deliberante.

 

El ex intendente de Santa Rosa, La Pampa,  Juan Carlos Tierno se atrincheró hoy en su casa junto a un grupo de seguidores para eludir el juicio que se inició en su contra por abuso de autoridad y cuestionó al tribunal encargado del proceso.

Tierno, que pertenece al peronismo, faltó a la audiencia inicial del juicio, en el que está imputado por”abuso de autoridad” por haber aprobado por resolución el presupuesto municipal 2008 sin pasarlo por elConcejo Deliberante.

Desde su domicilio emitió un comunicado en el que advirtió que no se someterá al Poder Judicial por considerar que la Cámara del Crimen 1 que lo juzga “no es constitucional”.

Con ese argumento logró posponer en más de una ocasión el proceso en estos últimos siete años, dado que el ex jefe comunal objeta la designación del tribunal a propuesta del Poder Ejecutivo sin haber pasado por un proceso de antecedentes y oposición.

Ante esa situación los jueces Elvira Rosetti, Miguel Angel Vagge y Juan Carlos Gavazza postergaron el inicio hasta el jueves 4 de diciembre a las 9.

El tribunal adelantó que mandará a buscar a Tierno por la fuerza pública si sigue entorpeciendo el accionar de la justicia.

El ex jefe comunal montó un acto político en la casa que tiene a una cuadra de la municipalidad con una carpa, carteles, un equipo de sonido que reproducía consignas en su apoyo y un grupo de personas con bombos.

En tanto, su esposa, la diputada provincial Sandra Fonseca, dio a conocer la decisión de Tierno de resistir a la justicia y desafió a la policía a que “se atrevan a venir a mi casa”.

Fonseca dijo al portal Plan B que el juicio contra Tierno era “una jugada con intencionalidad política porque saben que nuestro proyecto es el que más mide para las elecciones de 2015”.

Tierno gobernó Santa Rosa por 87 días entre diciembre de 2007 y marzo de 2008, cuando fue destituido por la Cámara de Diputados de La Pampa por supuesta violación de las normativas vigentes.

En su breve paso por la municipalidad aumentó las tasas más de un 80%, creó el cuerpo de policía municipal, contrató a 500 personas, impulsó un sistema de encuesta de la vida privada de los ciudadanos que fue catalogado de violatorio de la intimidad, vació el Centro Municipal de Cultura, redujo el horario de venta de bebidas alcohólicas y obligó a los boliches bailables a cerrar sus puertas a las 3. Desde el mismo día en que impulsó un presupuesto sin aval del Concejo Deliberante fue denunciado junto a todos sus secretarios por los ediles de la Unión Cívica Radical, el Partido del Frente y el Partido Socialista.