Suben a un millón de pesos la recompensa por datos sobre Luciano Arruga

16

arruga

El adolescente de 16 años fue visto por última vez en el año 2009 cerca de una comisaría de La Matanza.

 

El Gobierno bonaerense aumentó la suma para quienes aporten información fehaciente que contribuya a dar con el paradero o esclarecer la desaparición de Luciano Arruga.

De acuerdo a una resolución del Ministerio de Seguridad, “las personas que deseen aportar información podrán presentarse con reserva de identidad exclusivamente ante el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 1 de Morón, debiendo asegurar la confidencialidad de la información y la reserva de la identidad de las personas”.

El texto, que lleva la firma del ministro de Seguridad Alejandro Granados, señala que esa cartera “ofrece pública recompensa entre la suma de pesos 300.000 y pesos 1.000.000 a las personas que aporten información fehaciente que permita dar con el paradero o esclarecer la desaparición de Luciano Nahuel Arruga”.

Arruga salió de su casa de Lomas del Mirador el 31 de enero de 2009 hacia un ciber cercano, pero nunca regresó. La familia sostiene que fue conducido al destacamento policial local, que no estaba habilitado para la detención de personas que lo hicieron desaparecer por negarse a robar para la Policía. De acuerdo al expediente ya había sido detenido y torturado en septiembre de 2008.

Durante estos cinco años y medio, el cuerpo del joven fue buscado en Monte Dorrego, una zona cercana a la comisaría, pero la familia reclama que se reanuden las excavaciones y que intervenga el Equipo Argentino de Antropología Forense.

En julio, la Cámara Federal de Casación Penal hizo lugar a un habeas corpus presentado por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que patrocina a la familia, y ordenó que se busque a Arruga, quien “fue privado ilegalmente de su libertad física y ambulatoria por parte de la autoridad pública”, según se destacó en el fallo.

Los jueces criticaron duramente la investigación, ya que la denuncia hecha en 2009 por Mónica Alegre, madre de Luciano, en el Destacamento de Lomas del Mirador tardó cinco días en llegar a la Justicia, lapso en el que creen que se borraron los rastros del joven, y luego la fiscalía delegó la investigación en los mismos policías que la familia acusaba.