FATE se suma a las suspensiones de personal

fate_protesta

La principal fabricante de cubiertas del país suspendió a toda su plantilla por dos días. Pirelli ya lo había hecho en agosto y Firestone podría sumarse en los próximos días, por lo que en total serán afectados 3.700 trabajadores.

 

La  recesión alcanzó a la industria del neumático, donde la acumulación de stocks llevó a la principal fabricante del sector a suspender personal. Así, FATE se sumó este jueves a las empresas que comenzaron a recortar la jornada laboral y desafectó hasta el viernes a los 1.700 operarios que trabajan en su planta de San Fernando.

A raíz de la medida, los trabajadores cobrarán el salario básico al 75% y el premio por productividad al 6%.

Los ejecutivos de la firma argentina y los representantes del Sindicato del Neumático (SUTNA) se reunieron a fines de agosto en el Ministerio de Trabajo para homologar la medida acordada previamente por ambas partes en encuentros que mantuvieron en la sede del gremio, liderado por Pedro Wasiejko.

Esta situación confirma las dificultades por la que está atravesando todo el sector dado que la competidora italiana Pirelli ya había comenzado a suspender personal, a mediados de agosto, cuando recortó la jornada a sus 1.100 obreros durante siete días en su fábrica de Merlo.

En los próximos días, se especulaba con que la japonesa Bridgestone Firestone siguiera los mismos pasos en sus instalaciones de Lavallol, dónde trabajan 900 operarios, según informaron fuentes gremiales. Sin embargo, la empresa precisó que “está evaluando distintas alternativas para hallar las soluciones” que le permitan superar un “periodo de crisis como consecuencia de la caída en la actividad” en un sector que emplea a un total de 3.700 trabajadores.

Las compañías justifican la medida en el retroceso de la producción automotriz, las dificultades aduaneras para exportar a Brasil y la menor demanda en el mercado vecino. Según los datos de ADEFA difundidos el miércoles, las ventas a concesionarias cayeron 42% en agosto, respecto del mismo mes del año pasado.

En tanto, FATE pasó de fabricar 450.000 a 310.000 cubiertas mensuales, lo que representa una caída del 30%, al tiempo que acumuló un stock equivalente a un mes de producción, que debió ubicar en más de una docena de containers por fuera del depósito, ante la saturación de la capacidad de almacenamiento dentro del establecimiento.

“La razón (de las suspensiones) es una crisis regional que está afectando a Brasil y tenemos cubiertas hasta el techo lo que nos lleva a parar la producción”, explicaron desde la empresa.