Más de 3.000 evacuados en Entre Ríos por crecida del río Uruguay

204

crecida

En Concodrdia, casi 2.000 pobladores costeros abandonaron su vivienda. En Paraná, los habitantes y pescadores toman medidas preventivas.

 

La evacuación de 21 nuevas familias por la creciente del río Uruguay elevó a más de 3 mil el número de damnificados, según datos de la Prefectura Naval. De ese total, casi 2 mil pobladores costeros tuvieron que abandonar sus viviendas en Concordia, la localidad más afectada por la inundación. El resto de los evacuados corresponde a Colón y Concepción del Uruguay.

El pico de la creciente del río Uruguay ya afectó a la mayoría de las ciudades del oriente entrerriano, incluida Gualeguaychú. En esa ciudad del sur entrerriano la profundidad era este viernes de 3,58 metros, 8 centímetros por encima de la marca que dispara la etapa de alerta.

En la parte norte, el río tenía en Concordia una profundidad de 13,86 metros, 8 centímetros menos que el jueves, y se cree que la situación tendería a mejorar siempre que no se produzcan lluvias en la región.

En Colón, la altura del río Uruguay era de 9,17, tres centímetros más que en las últimas 24 horas; y en Concepción del Uruguay de 7,23 (creció 5 centímetros).

En tanto, en la ribera occidental de Entre Ríos el río Paraná se estacionó en el norte, pero creció desde la capital provincial hacia el sur.

En Paraná, la altura era de 5,05 metros, 5 centímetros por encima de la marca que fija la etapa evacuación, aunque todavía no se ha tenido que auxiliar a ninguna familia de ribereños.

Según los registros oficiales, más al norte, en el puerto de La Paz, la altura era de 5,90 y el río se mantenía estacionario desde las últimas 24 horas, al igual que en Santa Elena, donde la profundidad era de 5,99 metros.

En la zona norte de la ciudad de Paraná grupos de pescadores comenzaron a abandonar preventivamente sus moradas ribereñas y se alojaron en ranchos construidos por ellos mismos en zonas más altas, una práctica cultural que ya aplicaban los indígenas guaraníes que habitaban la región.

Hasta el momento, unas 20 familias de pescadores de los parajes conocidos como La Bajada de Núñez y Conchillas se desplazaron a la zona más alta de la barranca donde tienen unos ranchos a los que se suelen trasladar cuando se producen crecientes del río Paraná.

Fuente: Infobae