Buscan a militar prófugo imputado por la desaparición de un conscripto

Saravia-Day-fiscales-2

Se trata del José Ignacio Saravia Day, quien no estaba en su casa de la capital salteña cuando la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) fue a detenerlo el 11 de junio pasado, por orden del juez federal de La Plata, Manuel Blanco.

 

La Justicia emitió una orden de captura nacional e internacional contra Saravia Dary, un ex teniente coronel del Ejército imputado por la desaparición en octubre de 1976 de José David Aleksoski, un joven que fue secuestrado cuando realizaba la conscripción en el Escuadrón Ayacucho del Cuerpo de Granaderos a Caballo.

El ex militar fue imputado por la Fiscalía como partícipe necesario de la privación ilegal de la libertad, las torturas y el homicidio de Aleksoski y por la privación ilegal de la libertad y los secuestros de otros dos conscriptos que lograron sobrevivir.

La orden de detención y la actual búsqueda del hoy prófugo Saravia Day fue motorizada por los fiscales de la Unidad Fiscal de La Plata, Marcelo Molina, Hernán Schapiro y Gerardo Fernández, quienes en 2012 incluso llegaron hasta la Cámara Federal platense para denunciar por retardo de justicia al entonces juez federal (hoy jubilado) Arnaldo Corazza.

Los fiscales acusan al represor de haber entregado a los conscriptos a personal de las fuerzas armadas que los secuestraron y finalmente confinaron en centros clandestinos de detención.

El nombre de Saravia Day es conocido en La Plata desde que en 1999 declararon los hermanos de la víctima, Lázaro y Zivana Aleksoski, y denunciaron su desaparición en el marco del Juicio por la Verdad.

José David Aleksoski, oriundo de Bahía Blanca, estudiaba Arquitectura en La Plata cuando salió sorteado para el Servicio Militar Obligatorio e ingresó, en febrero de 1976, a realizar la conscripción en el Regimiento de Granaderos a Caballo.

En la semana del 22 de octubre de 1976, fecha en la que fue visto por última vez en libertad, Aleksoski debió asistir a realizar guardias a la Quinta Presidencial de Olivos, pero aquel día recibió un llamado de su jefe, el entonces teniente Saravia Day, quien le ordenó que se presentara en el Regimiento para realizar una diligencia.

Según reconstruyó el entonces fiscal Federal Sergio Franco en su presentación del 16 de mayo de 2007, el joven debió dirigirse a “una calle cortada que daba sobre las vías del Ferrocarril Belgrano” y, cuando llegó al lugar, “Aleksoski advirtió que la dirección era inexistente”.

“En el camino de regreso, fue interceptado por un grupo de individuos que circulaban en tres automóviles (un Torino, un Falcon y otro no identificado), quienes lo obligaron a subir a uno de los autos alegando que eran fuerzas de seguridad”, describió el fiscal, en base al testimonio de su hermano Lázaro.

La única información fehaciente del caso la brindaron sobrevivientes de centros clandestinos de detención en La Plata, entre ellos Jorge Julio López y otros dos conscriptos que fueron secuestrados y que estuvieron junto a Aleksoski privados ilegalmente de la libertad.

Télam