Nuevas revelaciones de lo que sufrió la adolescente esclavizada durante 9 años

eee

Cuando la liberaron, la chica pesaba apenas 20 kilos y tenía un retraso madurativo producto de la inanición.

 

Todo comenzó en 2001, cuando la madre biológica de la pequeña la entregó –con intervención de un juzgado civil de Berazategui–, en “guarda provisoria” a la pareja. Los primeros años hubo cierto contacto entre las familias, pero en 2005 se perdió el rastro de la niña y, por razones que son investigadas, nadie se interesó por su situación.

Una de sus seis hermanas biológicas fue la que empezó a rastrear su paradero cuando cumplió 18 años. Cuando la encontraron, descubrieron que la joven de 15 años había sido esclavizada y sometida a vivir en condiciones infrahumanas. La víctima describió que era castigada y golpeada con cinturones incluso cuando comía las sobras que dejaban los animales.

Cuando fue liberada, la joven tenía cicatrices y quemaduras producto de las torturas a las que fue sometida. Se supo, además, que sus captores la ataban con ganchos de carnicero y cadenas para evitar que se escapara.

En la vivienda del barrio de Villa Lugano en donde “vivía” la adolescente, se encontró un altar con numerosas imágenes de San La Muerte. También se secuestraron 10 esculturas alusivas a esta deidad.

Los tutores fueron detenidos bajo cargos de “reducción a la esclavitud y la servidumbre, lesiones graves y privación ilegal de la libertad”, según dispuso la jueza María Gabriela Lanz, quien rechazó el pedido de excarcelación.

Compartir
Melisa Müller

27 años, Comunicadora Social .
Twitter: @Melii_Muller // email: melisa@cordobatimes.com