Continúa la reconstrucción del accidente de Aliverti

24
captura de TV

aliverti2

La segunda etapa comenzó en el kilómetro 52 del Ramal Pilar de la Panamericana, mano a Capital Federal, donde el Peugeot 504 impactó contra el ciclista Reinaldo Rodas (53).

 

La fiscal de Pilar María Inés Domínguez, a cargo de la causa, quiere saber cuánto tardó García en recorrer los 17 kilómetros desde el lugar del accidente hasta el peaje de Pablo Nogués. En su declaración, el locutor dijo que siempre mantuvo la misma velocidad a la que iba en el momento del choque -unos 70 kilómetros por hora-, porque el cuerpo de Rodas dentro del habitáculo le impedía manipular la palanca de cambios.

Según indican los videos que tiene en la causa (el de una clínica cercana al lugar del accidente y las grabaciones del peaje), el accidente fue a las 6.08 y llegó al peaje a las 6.23, es decir que tardó 15 minutos. Por lo que, la segunda etapa que no se pudo hacer el viernes por la cantidad de tránsito, consistirá en cronometrar el recorrido desde ese sitio hasta el peaje de Pablo Nogués.

El viernes último comenzó la reconstrucción en el mismo lugar, donde el propio imputado participó activamente e incluso se lo vio manteniendo un diálogo a solas con la viuda de Rodas.

La fiscal Domínguez aseguró a la prensa que de acuerdo a lo realizado en el primer tramo de la reconstrucción, “no coincide el lugar del impacto” con lo declarado en primera instancia por el imputado, hijo del periodista Eduardo Aliverti. “La reconstrucción se hace en función de lo que dice el imputado por un lado y lo que nosotros tenemos en la causa”, señaló la representante del Ministerio Público.

Respecto de la versión que dio García, Domínguez afirmó que “en algunas cosas coincide y en otras no” y reiteró que hay diferencias en el lugar donde se produjo el impacto. García sostiene que Rodas venía circulando por la línea punteada que divide el tercer del cuarto carril de la autopista, y la fiscalía cree que el vigilador circulaba por el borde del cuarto carril o la banquina.

La fiscal ratificó que ella tiene acreditado en la causa por el test de la pipeta que García tenía 1.45 gramos de alcohol en sangre y que, para ella, eso “es un agravante”. Además anunció que una vez que concluya esta diligencia lo elevará a juicio oral con García acusado de una “imputación alternativa” que incluye el “homicidio culposo agravado” (con pena de 1 a 5 años de prisión) y el “homicidio simple con dolo eventual” (de 8 a 25 años de cárcel).

Fuente: Télam