El cohete nacional Vex 1A, lanzado la semana pasada, estalló a dos metros del suelo

89

cohete-argentina

Después de varias postergaciones por razones técnicas o climáticas, el primer cohete espacial de la Argentina, llamado Vex 1A, realizó su primer despegue de pruebas el pasado 26 de febrero y, aunque el gobierno lo catalogó de exitoso, debido a que realmente se pudo comprobar el buen funcionamiento de todos sus sistemas, el cohete cayó luego de elevarse unos dos metros desde el suelo. Oficialmente, el despegue no logró concretarse.

 

El cohete VEx1 tiene un largo de 14,5 metros y pesa 2,8 toneladas. Es propulsado con combustible líquido. El objetivo de la misión satelital es probar en vuelo el sistema de navegación, guiado y control.

La plataforma de lanzamiento está en Punta Piedras, frente al Río de la Plata, a pocos kilómetros del faro de la Bahía de Samborombón. Pese al secretismo que se impuso al asunto, en la zona debió alertarse del lanzamiento debido a que por protocolo, la policía local ordenó la evacuación de 8 kilómetros a la redonda, contó Gerardo Landa, que es presidente de la Sociedad Rural de Punta Indio y cuyo campo está en la zona “de protección”.

Según los responsables de la primera prueba del cohete, al desplomarse, no fue afectada su estructura, y sus partes ya han sido recuperadas en la totalidad. Según los especialistas, esta clase de fallos son normales en las primeras pruebas de un prototipo de esta magnitud.

El lanzamiento de este dispositivo tuvo lugar dentro del programa Tronador II, con un presupuesto de unos 2000 millones de pesos (250 millones de dólares).

La información sobre esta prueba no fue liberada a los medios sino hasta el día de hoy.