Villa Lugano: liberaron a 6 detenidos y hay una nueva orden de desalojo

Toma-Lugano_Son un hombre y cinco mujeres, una de ellas embarazada, que fueron apresados luego del operativo de la Policía Metropolitana para sacar a los ocupantes de uno de los predios de la zona. Una jueza porteña ordenó nuevamente que los usurpadores abandonen la toma. Desde la oposición afirman que en la toma fue incitada “políticamente” hay gente vinculada “al narcotráfico”.

 

Tras el desalojo llevado adelante por la Policía Metropolitana el sábado pasado, en uno de los predios de Villa Lugano, seis personas que habían sido detenidas quedaron en libertad por falta de antecedentes. Se trata de un hombre y cinco mujeres, una de ellas embarazada, cuyas edades van de 18 a 23 años.

Las detenciones se produjeron cuando un grupo de 20 familias intentó usurpar un terreno en el barrio Pirelli, ubicado en José León Suarez y Zuviría, reclamando tierras para construir viviendas. Además, debido a los incidentes entre los policías y los ocupantes, un efectivo resultó herido.

Debido a que sigue la toma, la jueza en lo penal y contravencional de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriela López Iñiguez, reiteró hoy la orden de desalojo. La letrada afirmó que existe un alto grado de contaminación, lo que implica un riesgo para la salud de quienes ingresaron ilegalmente en el predio cercano a la Villa 20.

Iñiguez reconoció que la medida deberá cumplirse luego que la Cámara en lo Penal y Contravencional se expida en una apelación presentada por la Defensoría General porteña. Además, remarcó que la usurpación es un “delito” y ordenó que cuando se concrete el desalojo, se deberán respetar las garantías básicas de los ocupantes, fundamentalmente de los menores y mujeres embarazadas.

Desde el Gobierno Porteño creen en la toma de terrenos hay gente vinculada “al narcotráfico” y que la toma de terrenos en Villa Lugano fue incitada “políticamente”. En la toma hay personas con “problemas de delitos federales, asociados al narcotráfico” y “hay un sector demasiado armado que no sé a quién responde”, manifestó la secretaria de Hábitat e Inclusión Social porteña, Marina Klemensiewicz.

Cuando se le consultó sobre si la toma pudo ser incitada políticamente, la funcionaria aseveró: “Absolutamente. No sólo fue incitada políticamente con intereses económicos para unos pocos. La gente fue engañada, se le decía: ‘Vengan a tomar la vivienda’ y la obligaban a que pague 5 mil pesos y hasta 15 mil”.