La actividad industrial en EEUU subió a máximos de 14 años en agosto

En la imagen de archivo una vista de la línea de ensamblaje de un jet en una planta de fabricación de Cessna en Wichita, Kansas, 12 de marzo de 2013. REUTERS

La actividad manufacturera en Estados Unidos se aceleró en agosto por encima de un máximo en 14 años impulsada por un aumento de los nuevos pedidos, pero la creciente preocupación por el aumento del costo de las materias primas por los aranceles a las importaciones podría contener la expansión.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM) dijo este martes que su índice nacional de actividad fabril subió a 61,3 el mes pasado, la mejor lectura desde mayo de 2004, desde 58,1 en julio. Una lectura superior a 50 indica crecimiento en las manufacturas, que responden por alrededor de 12 por ciento de la economía estadounidense.

El ISM afirmó que la demanda sigue siendo “robusta”, pero advirtió que “los recursos laborales y cadenas de suministro de la nación siguen enfrentando dificultades”.

Según el ISM, quienes respondieron al sondeo “nuevamente estaban muy preocupados por actividades vinculadas a los aranceles, incluyendo el cómo los aranceles recíprocos afectarán a los ingresos actuales de las compañías y a las instalaciones manufactureras”.

La policía comercial “Estados Unidos Primero” del presidente Donald Trump ha llevado a una escalada de la guerra comercial con China y a aranceles recíprocos con otros socios comerciales, incluyendo a la Unión Europea, Canadá y México.

Trump ha defendido los aranceles a las importaciones de acero y aluminio y a una serie de bienes chinos como necesarios para proteger a industrias estadounidenses de lo que dice que es una competencia extranjera injusta.

Economistas han advertido que los aranceles podrían interrumpir cadenas de suministro, minar la inversión empresarial y frenar el impulso económico.

Las acciones estadounidenses operaban a la baja, mientras que los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subían tras la divulgación del dato y el dólar se apreciaba frente a una cesta de monedas.

En un reporte por separado, el Departamento de Comercio dijo que el gasto en construcción apenas subió en julio debido a que las alzas en la edificación de viviendas y en inversiones en proyectos públicos fueron opacadas por una fuerte caída de los desembolsos para proyectos privados no residenciales.

El gasto en construcción se elevó un 0,1 por ciento. El dato para junio fue revisado al alza para mostrar un declive de 0,8 por ciento en los desembolsos para edificaciones en vez de la caída de 1,1 por ciento reportada con anterioridad.

Economistas proyectaban que el gasto en construcción subiera un 0,5 por ciento en julio. En la comparación interanual, el gasto del construcción avanzó un 5,8 por ciento.