La lava del volcán Kilauea en Hawái destruye todo a su paso

Ríos de lava se expanden sin control por el sur de Hawai. La actividad del volcán Kilauea no cesa.

Cada día aparecen nuevas grietas y se hace imposible parar la fuerza de la naturaleza. A cada hora que casa crecen las emanaciones tóxicas y el dióxido de azufre invade el aire. Las espectaculares imágenes aéreas cortesía de Paradise Helicopters muestran el infierno en el que se ha convertido la zona afectada.

Cerca de setecientas viviendas están en peligro inminente. De hecho, el fuego ya ha destruído cerca de una treintena. Los evacuados ya rozan los 2.000 en la Isla Grande y los residentes solo pueden regresar a sus viviendas bajo supervisión y para recuperar mascotas, medicamentos u objetos de primera necesidad.

Las autoridades hawaianas no dejan de alertar del peligro que supone quedarse cerca del volcán Kilauea. La subdivisión de Leilani Estates es la más afectada y donde la roca fundida, el gas tóxico y el vapor han estado emergiendo con más peligro del suelo a través de enormes grietas.

Amber Makuakane, madre soltera de dos hijos, es una de las víctimas que han visto como su vivienda era devorada por la lava. La casa estaba al lado de una fisura que se abrió el viernes. “Había algo de vapor saliendo de todas partes del patio, pero parecía estar todo bien”, comenta a AP. Las alertas del sistema de seguridad del sábado la obligaron a evacuar la vivienda y horas más tarde la lava cubrió toda la propiedad.

Los terremotos y erupciones pueden alargarse meses

El extremo sureste de la isla más grande de Hawái fue sacudido por un temblor de 6,9 el viernes, el más fuerte desde 1975, y se pronosticaron más terremotos y erupciones, tal vez durante meses.

“Los que permanecen en Leilani y Lanipuna Gardens y en Pohoiki Road deben prepararse para marcharse porque si los vientos cambian, podrían llegarles gases”, advirtió en una publicación de Facebook Eileen O’Hara, miembro del Consejo del Condado de Hawái.

El resto de la isla y el estado mantienen la actividad habitual, sin impacto en los vuelos a los centros turísticos, dijeron responsables estatales. “El área donde la lava está saliendo a la superficie está muy lejos de las áreas turísticas”, dijo George Szigeti, presidente y director ejecutivo de la Autoridad Turística de Hawái.

Aunque aún no se han formado flujos de lava significativos, se esperaban brotes adicionales, que pueden alcanzar temperaturas de unos 1.150 grados Celsius, dijo la Agencia de Defensa Civil del Condado de Hawái.