Uber ocultó un robo masivo de datos de 57 millones de clientes

La empresa escondió durante un año la filtración y pagó 100.000 dólares para borrar la información de los perfiles expuestos.

Un grupo de hackers robó los datos personales de 57 millones de clientes y conductores de Uber , una filtración masiva que la empresa ocultó durante más de un año.

Entre esos 57 millones de usuarios figuran 600.000 choferes cuyos nombres y números de permisos de conducir fueron pirateados.

Los nombres de los usuarios así como sus correos electrónicos y números de celulares fueron robados, informó Dara Khosrowshasi, el CEO de Uber, en un comunicado.

Joe Sullivan, hasta hace unas horas máximo responsable de seguridad de Uber, es el primer damnificado del escándalo. El directivo fue despedido no sólo por el error, sino por haber mantenido oculto un fallo tan grave durante un año.

En el momento en que se realizó el ataque, en septiembre de 2016, Uber estaba negociando con las autoridades de Estados Unidos cuestiones relacionadas con la privacidad de sus pasajeros. Los hackers recibieron 100.000 dólares por borrar los datos robados y no hacer público el escándalo.

“Nada de esto debería haber sucedido, y no voy a poner excusas para ello”, dijo en un comunicado Khosrowshasi, que asumió como CEO en septiembre pasado. “Estamos cambiando la forma en que hacemos negocios.”

Grupos de hackers se han infiltrado con éxito en numerosas empresas en los últimos años. La filtración de Uber, si bien fue grande, no superó las de Yahoo!, MySpace, Target Corp., Anthem Inc. y Equifax Inc.

Agencias AFP y Reuters