Trump contra Corea del Norte: “La solución militar está completamente preparada”

El presidente de Estados Unidos aseguró que todo está listo para un contraataque contra a su par norcoreano, si lleva adelante su amenaza de atacar las bases estadounidenses en la Isla de Guam. Alemania se opone al uso de la fuerza y Rusia está preocupada por la tensión entre ambos países.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este viernes que todo está listo para una respuesta militar contra Corea del Norte, si lleva adelante su amenaza de atacar con misiles balísticos las bases estadounidenses en Isla de Guam.

Trump ha lanzado un mensaje en Twitter para pedir al líder norcoreano Kim Jong-un que cambie de actitud. La nueva escalada de tensiones entre ambos países ya ha provocado muestras de preocupación de la canciller alemana, Angela Merkel, y de Rusia.

“La solución militar está completamente preparada, asegurada y cargada, en el caso de que Corea del Norte actúe de manera insensata. ¡Espero que Kim Jong Un encuentre otro camino!”, piblicó Trump en su cuenta de twitter.

Minutos después del mensaje, la canciller alemana Angela Merkel dijo que se opone al uso de la fuerza. “No preveo una solución militar a este conflicto, sino un trabajo consistente, como lo hemos observado en el Consejo de Seguridad de la ONU”. Y agregó: “Alemania tomará parte intensamente en las opciones de solución que no sean militares, pero considero que una escalada verbal es una respuesta equivocada”.

Por su parte, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, manifestó la preocupación de Rusia por el aumento de tensiones entre EE UU y Corea del Norte y recordó que Moscú se opone a que Pyongyang posea armamento nuclear. “Considero que el riesgo -de conflicto armado- es muy alto. Especialmente teniendo en cuenta la actual retórica: suenan claras amenazas del uso de la fuerza”, expresó Lavrov a medios de ese país.

El Ejército norcoreano afirmó el pasado miércoles que planea lanzar cuatro misiles tipo Hwasong-12 que cruzarían los cielos de Japón y caerían a entre 30 y 40 kilómetros de las costas de la isla de Guam, importante enclave militar estadounidense en el Pacífico, a modo de advertencia. El plan no se basaría en atacar la isla o sus bases militares, sino que apuntaría a sus aguas cercanas.

El país asiático comenzó con las amenazas verbales contra el gobierno de Trump, luego de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobara una nueva sanción económica contra el país, que contempla un bloqueo a sus exportaciones por 1.000 millones de dólares anuales, una tercera parte de lo que el país ingresa por sus ventas al exterior. La resolución obtuvo el respaldo de todos los países, incluidos China y Rusia, y se negoció tras el lanzamiento de dos misiles balísticos de alcance intercontinental durante el mes de julio.

En las últimas semanas y tras varias pruebas de armamento, el régimen del país asiático ha presumido de ser capaz de golpear “cualquier punto” del territorio continental estadounidense. El objetivo de Pyongyang es miniaturizar bombas nucleares para equiparlas a sus misiles de largo alcance, algo que ya habría conseguido, según un informe de la Agencia de Inteligencia de Defensa citado por The Washington Post.

Corea del Norte rechaza cualquier negociación que suponga parar o abandonar su programa nuclear o de misiles, al alegar que se trata de una medida disuasoria para hacer frente a la “amenaza constante y política hostil” practicada por Estados Unidos. El uso de la fuerza, sin embargo, es muy poco probable porque Washington necesitaría el visto bueno de sus aliados en la región, Corea del Sur y Japón, y ambos están a tiro del arsenal atómico de Pyongyang.

Compartir
Darío Rizzi
Cordobés, 30 años, Licenciado en Comunicación Social. Jefe de Redacción de la Edición General en Córdoba Times. Community Manager // Twitter: @dariorizziok // email: dario@cordobatimes.com