Venezuela: Leopoldo López disfruta de sus hijos en su casa

El opositor está condenado a casi 14 años de cárcel y se lo trasladó la madrugada del sábado desde el penal de Ramo Verde a su domicilio en Caracas, donde ya cumple arresto domiciliario.

El dirigente opositor de Venezuela Leopoldo López fue puesto bajo arresto domiciliario durante la madrugada del sábado por “problemas de salud”, según informó el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

López, el más emblemático de los opositores presos en Venezuela, fue detenido en febrero de 2014 y condenado a casi 14 años de prisión, acusado de instigar a la violencia en las protestas contra Maduro de ese año, que dejaron 43 fallecidos.

Excarcelado en medio de una ola de protestas opositoras contra el presidente Nicolás Maduro, que desde el 1 de abril han dejado más de cien muertos, López se asomó sobre el muro de su casa el sábado y ondeó una bandera nacional ante dos centenares de seguidores eufóricos.