Ante 100 mil fieles, el Papa Francisco proclamó santa a la madre Teresa de Calcuta

El Pontífice canonizó a la fundadora de las Misioneras de la Caridad.

El Papa Francisco proclamó hoy ante más de cien mil personas en la plaza San Pedro, con fuerte participación de grupos argentinos, la santidad de madre Teresa de Calcuta.  Jorge Bergoglio anunció también que la única santa que recibió el premio Nobel de la Paz, en 1979, es la protectora de los voluntarios católicos que ayudan a los más necesitados “en defensa de la vida humana”.

En medio de reforzadas medidas de seguridad, que controlaron estrictamente el ingreso de la gente desde las 7 de la mañana, la misa de proclamación oficiada en el sagrario de la basílica vaticana ante la multitud que estaba en la plaza, fue concelebrada con el Papa argentino por 70 cardenales, 400 obispos y 1700 sacerdotes, que al final de la ceremonia distribuyeron la comunión entre los fieles.

De la ceremonia participó con su familia el ingeniero brasileño Marcilio Hadad Andrino, que sanó en forma milagrosa, inexplicable para la ciencia, el 10 de setiembre de 2008. Se informó que Andrino estaba muriendo por una devastadora infección viral en el cerebro y que su esposa, también presente (ambos saludaron al Papa), rezó desesperada a madre Teresa de Calcuta para pedirle su intercesión ante Dios. El hombre se curó totalmente “en medio del asombro de los médicos”. El milagro fue aceptado por la Iglesia para la santificación.

Francisco elogió la lucha de la monja contra el aborto y recordó que decía que ”el no nacido es el más débil, el más pequeño, el más pobre”.

Jorge Bergoglio pronuncio en latín la fórmula de proclamación, en la que afirmó que “con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, después de haber reflexionado largamente e invocado la ayuda divina y escuchado el parecer de muchos de nuestros hermanos obispos, declaramos santa a la beata Teresa de Calcuta”.

Diana Dominguez llevaba un cartel con los colores argentinos y una foto de madre Teresa. Su mamá dijo que “esta es una jornada muy importante porque santa Teresa de Calcuta defendió ante todo la vida con un amor sin fronteras”.

Mariano y Luz de las Carreras, de Bellavista, con su hijo Santos en la Plaza San Pedro. (Víctor Sokolowicz)

Mariano y Luz de las Carreras, acompañadas por su pequeño hijo con Síndrome de Down, explicaron que habían viajado desde Bella Vista, en Buenos Aires, para estar presentes en la ceremonia. Son padres de nueve hijos. “Venimos a participar y a pedir”, señalaron. “Uno de nuestros hijos ha trabajado como voluntario de madre Teresa en Calcuta”.

Dos años después de su muerte, el Papa Juan Pablo II inició el proceso canónico en lugar de esperar los cinco años que establece el derecho canónico. El pontífice polaco la proclamó beata, en una ceremonia en la plaza San Pedro ante 300 mil personas, el 19 de octubre de 2003.

Nacida en Skopje, capital de Macedonia, de una familia albanesa originaria del Kosovo en 1910, tras haber hecho el noviciado en Irlanda, Agnes Gonxha Bojaxhiu, fue enviada por su orden a la India, adonde llegó en 1929. Enseñaba en una escuela para chicas de familias ricas, pero “sentí el llamado de Cristo hacia los más pobres”.

En 1946 creo la orden de las Hermanas de la Caridad para dedicarse a la ayuda de los últimos y especialmente de los miles de moribundos que yacían en las calles de Calcuta, esperando el “carro de la muerte” que diariamente los recogía.

Francisco declaró santa a la Madre Teresa de Calcuta, en una misa de canonización celebrada en la plaza San Pedro de Roma. (Víctor Sokolowic)

Madre Teresa tenía la nacionalidad india y murió en Calcuta en 1997. Estaba muy enferma, internada en un hospital público y su deceso anticipado fue consecuencia de un corte de electricidad que dejó fuera de uso los aparatos que la mantenían en vida. Es opinión general que la pequeña monja es la santa más popular de la Iglesia Católica en el mundo.