Atentado en Francia: La Historia del joven que murió protegiendo a su mujer embarazada

Un estadounidense que había llevado a su hijo de vacaciones a Europa y una estudiante rusa que se tomaba un recreo en la Costa Azul, entre los 84 muertos.

Fue un ataque con un fuerte simbolismo para Francia: fue el 14 de julio, Día de la Bastilla. Pero el atentado de ayer en el Paseo de los Ingleses en Niza después del espectáculo de fuegos artificiales también tuvo otro objetivo claro: los turistas en esa ciudad de la Costa Azul durante las vacaciones de verano boreal.

Esta mañana, el presidente francés, François Hollande, dijo que entre las 84 víctimas hay “muchos extranjeros de muchos continentes”, y agregó que también hay “muchos niños”, además de unas cincuenta personas “entre la vida y la muerte”. Detrás de cada ellos, hay una cara, una historia, una familia.

Sean y Brodey Copeland (EE.UU.): padre e hijo de vacaciones en Europa

Sean Copeland, de 52 años, y su hijo Brodie, de 11, fueron identificados como las dos víctimas estadounidenses reportadas hasta el momento por el Departamento de Estado.

Padre e hijo, que vivían en Austin (Texas), habían iniciado sus vacaciones de verano en Pamplona y Barcelona (España) y se encontraban en la Riviera Francesa para celebrar un cumpleaños y aprovecharon para asistir a los festejos por el Día de la Bastilla.

“Perder a un ser querido es duro sin importar las circunstancias, pero perder a un ser querido en una tragedia como esta y de un modo inesperado es insoportable”, señaló Haley Copeland, sobrina de Sean, en Facebook.

“Estamos destrozados y en shock por la pérdida de Brodie Copeland, un hijo increíble y un hermano que alegraba nuestras vidas, y de Sean Copeland, un gran padre y marido”, indicó la familia.

Brodie Copeland era jugador de béisbol juvenil y su padre, que trabajaba en una empresa tecnológica, ayudaba en ocasiones como entrenador de los chicos.

Timothy Fournier (Francia): el joven que murió protegiendo a su esposa embarazada

El camión blanco que atravesó dos kilómetros sobre el Paseo de los Ingleses atropellando gente iba directo hacia donde estaban Timothy Fournier (27 años) y su mujer, embarazada de siete meses. El joven, de París, logró empujar a su esposa fuera del área de ataque del camión y logró salvarla, aunque él perdió la vida por el impacto del enorme vehículo.

“Él siempre estaba ahí para su esposa y el bebe que estaba en camino”, dijo Anaïs, prima de Timothy, según el diario Le Parisien.

atentado-en-niza-2236632w640
Viktoria Savchenko (Rusia): una estudiante de paseo en Niza – Foto Twitter

Según contó Polina a los medios, ambas estaban caminando por la costa cuando vieron el camión en dirección a ellas. “Vimos al camión moviéndose en un trayecto extraño. Mi amiga fue golpeada y murió. A mí me llevaron al hospital porque me rompí los dedos de un pie y mi otra pierna está hinchada”, comentó.

La rusa Viktoria Savchenko, de 20 años, es otra de las víctimas del atentado. La joven estudiaba en la Academia Rusa de Finanzas, en Moscú, y decidió irse de vacaciones a Niza con su amiga Polina Serebryannikova.

Según contó Polina a los medios, ambas estaban caminando por la costa cuando vieron el camión en dirección a ellas. “Vimos al camión moviéndose en un trayecto extraño. Mi amiga fue golpeada y murió. A mí me llevaron al hospital porque me rompí los dedos de un pie y mi otra pierna está hinchada”, comentó.

Francisco y Christiane Locatelli, Véronique Leo y Michael Pellegrini (Francia): una familia que perdió la vida

Francisco y Christiane Locatelli, de 82 y 78 años, respectivamente, eran de Herserange, Meurthe-et-Moselle, y se fueron de paseo a Niza con su hija Véronique Leo (50) y su nieto Michael Pellegrini (28). Los cuatro estaban juntos cuando el camión los arrolló y los mató a todos.

Fatima Charrihi (Francia): musulmana, madre de siete hijos y la primera víctima

Fatima Charrihi murió en el atentado
Fatima Charrihi murió en el atentado. Foto: Twitter

Fatima Charrihi tenía siete hijos. Uno de ellos, Hamza (28 años), habló con los medios para confirmar la muerte de su madre, ayer, durante la masacre y contó incluso que ella fue la primera víctima.

“Fue la primera víctima. No había otros cadáveres antes de ella…”, dijo Hamza al diario L’Express. “Ella estaba con sus sobrinos. Mi hermano trató de reanimarla. Pero ella murió en el acto, nos dijeron los médicos”, agregó.

Fatima Charrihi era musulmana y practicaba “un Islam tolerante; un verdadero islam”, según su hijo.

Otras víctimas

Una ciudadana suiza, del sureño cantón del Tesino también fue identificada entre los muertos. Se trata de Linda Casanova, de 53 años de edad, residente de Agno, confirmaron fuentes del Departamento de Asuntos Exteriores de Suiza. Estaba allí de vacaciones junto a su marido francés, Gilles, que resultó levemente herido en el ataque.

Dos estudiantes y un profesor alemán de la escuela Paula Fürst Charlottenburg de Berlín que estaban en un viaje de estudios también se encuentran entre las víctimas.

Fue confirmada también la muerte de un tunecino, Bilel Laboui, nacido en 1987 en Kasserine, informaron fuentes del Ministerio del Interior de Túnez.

Dos armenios también y un ucraniano murieron en el ataque, según los gobiernos de ambos países.