España tiene 90.000 habitantes menos desde enero de 2014

Aduana de Gibraltar. Es punto de encuentro entre dos continentes -África y Europa- y entre dos mares -el Mediterráneo y el océano Atlántico-, objeto de disputa entre dos países -España y el Reino Unido.

Entre enero y junio de este año se fueron 50.844 personas del territorio español.

España perdió 62.634 habitantes el año pasado, una reducción de población que ha continuado en el primer semestre de este 2015, cuando se han contado 26.501 residentes menos, porque así como murieron más personas de los que nacieron, se marchó del país más gente (164.606 personas) de la que llegó (157.221), arrojando, de nuevo, un saldo migratorio negativo.

Son las conclusiones de la Estadística de Migraciones del Instituto Nacional de Estadística difundida este viernes, según la cual al cierre del mes de junio residían en España 46.423.064 personas, 26.501 menos que a comienzos del año y en línea con el descenso poblacional que se viene produciendo desde 2012.

Los datos indican que si bien se ha moderado el ritmo de caída de la población, pues la reducción durante este primer semestre ha sido del 0,06% frente al 0,12% que se acumulaba en el mismo periodo el año pasado, España acumula ya seis semestres consecutivos de pérdida poblacional.

Las razones se encuentran tanto en el crecimiento vegetativo negativo registrado entre enero y junio, cuando murieron 19.115 personas más de las que nacieron, como en el saldo migratorio, que también está en números rojos: 157.221 personas procedentes del extranjero se instalaron en España en este periodo mientras se fueron 164.606, 7.385 personas más, de las que se marcharon.

En busca de mejores oportunidades

Los españoles siguen dejando el país en busca de mejores oportunidades en otros territorios y lo hacen a mayor ritmo, de modo que entre enero y junio de este año 50.844 optaron por marcharse (32.980 nacidos en España), un 30 % más de los que lo hicieron en el mismo periodo de 2014. Un semestre en el que regresaron 23.078 españoles, es decir que el saldo migratorio es negativo en 27.766 personas.

No obstante, en su estadística sobre Migraciones, que recoge datos sobre nacimientos, defunciones, movimientos migratorios y cambios de nacionalidad, el Instituto Nacional de Estadística (INE), advierte de que se ha moderado el ritmo caída de la población, que ha pasado de un 0,12 % en el primer semestre de 2014 a un 0,06 % en el mismo periodo de este año.

Además, durante el primer semestre de 2015 llegaron a España 134.143 extranjeros, mientras que se fueron del país 113.762, lo que supone un saldo migratorio de +20.380 personas, primer saldo positivo que se registra desde el segundo semestre de 2009. En el mismo periodo se produjo un incremento de las salidas de españoles. Los españoles eligieron mayoritariamente el Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos como destinos, aunque también llama la atención que el siguiente país de preferencia sea Ecuador, posiblemente porque muchos ciudadanos con este origen hayan recibido recientemente la nacionalidad española.