El cielo de Sicilia, Italia, se iluminó el jueves por la noche tras la impresionante erupción del volcán Etna

46

Es la primera vez que el cráter expulsa lava en dos años. Con 3.329 metros, el Etna es el volcán activo más alto de Europa.

Breve, pero muy intensa. Así fue la erupción del volcán Etna durante la noche del jueves 3 de diciembre, entre las 3 y las 4 de la madrugada. Un cráter en la cima del monte siciliano escupió lava y ceniza por espacio de una hora, sin causar heridos ni daños materiales graves, pero generando un fenómeno denominado ‘tormenta sucia’. Varios relámpagos asomaron en la nube volcánica durante unos minutos, creando una impresionante escena que Marco Restivo fue capaz de capturar.

Con más de 3.300 metros de altura y situado en la costa este de Sicilia, el Etna es el volcán activo más alto de la placa Euroasiática, el segundo de todo el territorio europeo por detrás del Teide. La lava que ha escupido en esta ocasión no ha ocasionado destrozos, pero la densa nube de ceniza generada sí ha resultado un problema durante las últimas horas para algunas poblaciones de las proximidades, como Reggio Calabria y Messina.

El fotógrafo Marco Restivo ha logrado un formidable retrato de una ‘tormenta sucia’. Los científicos creen que este llamativo fenómeno se genera cuando las partículas de ceniza rozan entre sí, creando potentes cargas eléctricas. En esta ocasión, la actividad de las nubes generadas por el Etna fue detectada incluso por el satélite Meteosat-10, a nada menos que 36.000 kilómetros de nuestro planeta, como puede verse con total claridad en este otro vídeo.

«En el Monte Etna estás rodeado de un entorno virgen, realmente puedes sentir la Tierra viva. Es una experiencia increíble. La gente está fascinada por las dimensiones de la erupción, muchos no pueden creerlo cuando ven mis fotos», ha comentado Restivo, todavía impactado por lo que contempló con sus propios ojos y acertó a capturar con su cámara. Fue la segunda señal de actividad importante de este volcán en 2015, tras la detectada en mayo. El Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología cuenta con webcams que permiten seguir la evolución del Etna en tiempo real.

Compartir
Mariano Javier Pepa
Director General - Tec. en Gestión de Medios Masivos de Comunicación - Diseñador Web