Volkswagen recortará sus inversiones mundiales en 1.000 millones de euros cada año

Así lo adelanto la automotriz que revisaría su plan de inversiones para llevar a cabo “solo las imprescindibles”.

La cúpula de la compañía Volkswagen anunció su nueva estrategia para los próximos años y que, como consecuencia del escándalo por la manipulación de los motores, supondrá la reducción de las inversiones mundiales de la marca en 1.000 millones de euros anuales.

Esta partida habrá que descontarla del paquete de 86.000 millones de euros que el grupo Volkswagen anunció en el pasado año que invertiría hasta 2019. El nuevo presidente del consorcio, Matthias Müller, adelantó la pasada semana que se revisaría todo el plan de inversiones para acometer solo las imprescindibles y retrasar o cancelar el resto.

En principio, esta decisión solo podría afectar en España a la planta de Landaben (Navarra), a la que está previsto destinar 900 millones de euros, pese a que allí se produce el Volkswagen Polo, uno de los veinte modelos más vendidos en Europa.

Los otros 3.300 millones hay que asignárselos a la marca Seat.

Müller ya anunció que el grupo Volkswagen revisaría sus inversiones para retrasar las que no fueran necesarias y, ahora, la marca VolkswagenTurismos dio a conocer un nuevo plan de eficienciaque contempla, entre otras medidas, reducir en 1.000 millones de euros sus inversiones anuales, según informó la empresa.

El consejero delegado de la compañía, Herbet Diess, afirmó que la marca se está reposicionando para el futuro, con el desarrollo de nuevas tecnologías, con una nueva estrategia en motores diésel y con el desarrollo de una nueva plataforma para turismos y vehículos comerciales ligeros eléctricos e híbridos enchufables.

La marca Volkswagen se está reposicionando a sí misma para el futuro. Nos estamos volviendo más eficientes, estamos dando un nuevo enfoque a nuestra gama de productos y a nuestras tecnologías clave y estamos haciendo hueco para tecnologías de futuro acelerando nuestro programa de eficiencia”, añadió.

Entre las decisiones adoptadas por el nuevo consejo de administración de la empresa destaca que la futura generación del modelo Phaeton, el ‘buque insignia’ de la marca, será eléctrico y contará con una autonomía para recorrer largas distancias. Este es un modelo de ventas residuales.

Entre las medidas que llevará a cabo la empresa también destaca el desarrollo de una nueva plataforma para vehículos eléctricos del segmento compacto de diferentes marcas del consorcio y que será válida tanto para turismos como para vehículos comerciales ligeros.

Fuente: Agencias