Rusia a la caza de aliados en América Latina

115

Luego de iniciada la ofensiva militar más importante en Medio Oriente desde 1991, desde Moscú aseguran que lo más conveniente sería lograr el apoyo político y militar unánime en los países latinoamericanos, en la coalición de Putin contra ISIS en Siria. 

Según informó la agencia rusa de información, luego de su último discurso ante las Naciones Unidas, el presidente Vladimir Putin, se encuentra en la búsqueda de respaldo político y logístico, tras haber iniciado los bombardeos en Siria. La ofensiva militar se acopla a la que llevan a delante Estados Unidos y Francia, en el marco de la guerra civil siria que divide a las tropas del presidente Bashar al-Assad y a grupos insurgentes con Estado Islámico a la cabeza.

“Brasil debería unirse a una coalición internacional contra el Estado Islámico. Sin embargo, la complicada situación del país no lo permitiría puesto que (la presidenta Dilma) Rousseff no cuenta con el suficiente respaldo en el Congreso Nacional para una acción de tal calibre” expresó Williams Gonçalves, profesor del Centro de Relaciones Internacionales de la Universidad Estatal de Río de Janeiro, a la agencia de noticias rusa.

De acuerdo a la posición de la ex Unión Soviética, sostienen que lo más conveniente sería lograr y forzar una alianza sólida estratégica y militar con los países cercanos al Kremlin en América Latina. De conseguir este objetivo, la decisión debería pasar por UNASUR. Por el momento es un escenario bastante alejado de la realidad de la región.

En este sentido, Alonso Ojeda, miembro de la Comisión Interamericana de Paz y ex embajador de Colombia en Hungría, argumentó que “Los procesos de radicalización y de envíos de tropas son algo que potencias como Rusia deben manejar con cuidado. Parece que estuviéramos entrando nuevamente en una fase de lo que se llamó la Guerra Fría.”

Ojeda también abogó por el diálogo y la diplomacia entre naciones, en favor de entender y no llevar a conflictos más grandes, a los dos actores y rivales políticos del siglo xx, como son Rusia y los Estados Unidos.

Cabe destacar que desde el inicio de la guerra civil siria, Brasil ha sido el país que más refugiados ha recibido, con más de 2 mil ciudadanos que actualmente viven en ese país. Esto se debe a la creación del CONARE (Comité Nacional para los Refugiados), la cual se repliega sobre los principios de ACNUR y se constituye como una de las más avanzadas en materia de Derechos Humanos en toda la región.

Mientras tanto, Argentina ha dado asilo a cerca de 233 refugiados (en Pilar, Córdoba se ofrecieron terrenos y trabajo a 50 familias) mientras que Uruguay a aproximadamente 44.

 

Fuente: Agencia rusa de información.