Datos satelitales permitieron visualizar el desplazamiento de tierra tras el terremoto de Chile

La Agencia Espacial Europea (ESA, por su sigla en inglés) concluyó que, producto del terremoto del pasado 16 de septiembre en Chile, hubo porciones del territorio que se desplazaron hasta 1,4 metros.

El análisis de datos recopilados satelitalmente permitió a la ESA elaborar un mapa en que se distingue qué parte de la superficie del territorio sufrió desplazamientos tras el terremoto 8,4 que se registró el miércoles.

Al combinar escáneres de radar del 24 de agosto y del 17 de septiembre se crearon patrones de colores en la imagen, las que muestran que la superficie cambió como resultado del terremoto.

El resultado es un “interferograma” que permite cuantificar el movimiento del suelo, escriben en la página web de la ESA y en la que se calcula un desplazamiento de 1,4 metros en dirección de la vista del radar y de alrededor de 0,5 metros según la dirección del satélite.