Para Dilma Rousseff y Tabaré Vázquez “el Mercosur debe adaptarse siempre a las nuevas circunstancias”

Así lo sostuvieron ambos dirigentes, durante la primera visita que el Presidente uruguayo, sucesor de Pepe Mujica, realizó al país liderado por Dilma. La reunión bilateral se caracterizó por el compromiso de los mandatarios  tendiente a  incrementar la interconexión y cooperación entre las Naciones vecinas.

En franca muestra de la excelente relación que mantienen los líderes de Uruguay y Brasil, Tabaré Vázquez visitó a su par en Brasilia, con el fin de incrementar la sociedad en materia comercial y energética que actualmente los une. En relación con esto, elogiaron la tarea del  Grupo de Alto Nivel, creado en 2012, para hacer efectiva la libre circulación de bienes, servicios y personas entre ellos, e impulsar propuestas conjuntas en las zonas fronterizas.

Según anunció Dilma luego del encuentro, La Central Eléctrica de Brasil (Eletrobras) y la Administración Nacional De Usinas y Transmisiones Eléctricas uruguaya trabajarán en conjunto para incrementar las conexiones energéticas entre los dos países, reduciendo de esta manera los costos, aumentando la eficiencia y  asegurando el suministro.

Respecto al plano regional, Tabaré Vázquez y Rousseff se encargaron de enviar un claro mensaje al resto de sus socios en el MERCOSUR. Uruguay y Brasil, eje al que se suma Paraguay, buscan modificar la cláusula del bloque regional que les impide negociar y alcanzar acuerdos comerciales con terceros sin la anuncia de la totalidad de los miembros.

“Nuestros países no viven en soledad. Forman parte de un bloque regional que tiene un enorme potencial, pero que hoy no está a la altura de su razón de ser”, declaró el mandatario uruguayo. “No somos ilusos ni impacientes, pero tampoco seríamos sinceros si dijéramos que hoy, como está, el Mercosur nos satisface”.

“Vistas las necesidades puntuales, coincidimos (con Brasil) y estimamos necesario que se acuerde la posibilidad de ritmos y velocidades diferentes en las negociaciones” con otros bloques o terceros países, concluyó el representante de Uruguay.

A lo mencionado,  Dilma se encargó de agregar que el MERCOSUR debe priorizar de manera inmediata las negociaciones con el bloque Europeo. “El acuerdo con la Unión Europea es uno de los pasos estratégicos en el área del comercio internacional de la región”, sostuvo.

La Presidenta de Brasil enfatizó, luego de remarcar los beneficios del bloque, que “no podemos acomodarnos y precisamos mejorar y avanzar más”.  El mensaje enviado por Brasil y Uruguay  a los miembros del Mercado Común del Sur fue directo y sin ambigüedades, sabido es también que Paraguay acompaña esta flexibilización, lo que queda esperar ahora es que Argentina y Venezuela, quien se muestra mas reticentes, escuchen el pedido y se pronuncien al respecto.

 

Imagen: AFP