Zapatos diseñados por un corazón de cristal

Un estadounidense creó zapatos que crecen junto a sus dueños. Lo hizo con a fin de brindar un calzado duradero a los chicos más pobres del planeta.

Kenton Lee tuvo la iniciativa cuando se vió conmovido por lo que le tocó vivir en una experiencia de viaje.

Lee visitó un campamento keniata, en la ciudad de Nairobi, y al ver gran cantidad de niños y niñas que circulaban sin zapatos decidió tomar cartas en el asunto.

Cuando tuvo la idea, el jóven intentó contactarse con distintas marcas de zapatos para poder desarrollar un calzado que crezca junto a su ocupante.

Ninguna empresa se interesó en su proyecto por lo que decidió avanzar sólo y creó la organización sin fines de lucro Because International.

Los zapatos crecen hasta cinco tallas y se fabrican en dos tallas: pequeña y grande. El costo es de 12 a 30 dólares.

Compartir