tia-maria

Hace más de 50 días, pobladores y activistas peruanos mantienen un paro indefinido en contra de esta iniciativa.

Las protestas en contra de Tía María han obligado la intervención del ejército desde el 9 de mayo. El mismo iba a permanecer en el lugar hasta el día 20 de este mes. Sin embargo, ante los últimos sucesos el gobierno decidió ampliar esta fecha hasta el 15 de junio.

Según la normativa, las fuerzas armadas peruanas sólo se encuentran allí para realizar tareas de apoyo a la policía del distrito. Tampoco se suspenderán ni afectarán los derechos fundamentales que estipula la constitución y tratados internacionales de los que Perú es parte.

Las manifestaciones en contra del proyecto cuprífero no sólo han dividido a la región, sino al país. Es más, las personas que favorecen la iniciativa minera debieron abandonar sus hogares debido a los incidentes que generaron los antimineros en varias casas de simpatizantes al proyecto.

Tanto los puntos de acceso al lugar como las vías de transporte están totalmente bloqueados, por lo que no se puede abastecer de alimentos a la zona. Además, no hay clases en ninguna institución educativa del distrito.

Otros afectados son los empresarios del turismo de esa región, quienes están realmente preocupados, ya que el negocio ha sufrido importantes bajas.

Tía María tiene como propósito la construcción de dos tajos, en Tía María y en La Tapada ubicados en la provincia de Islay en el departamento de Arequipa, al sur de Perú.

El inicio de los conflictos se remonta a mayo del 2003, cuando la empresa Southern Copper comenzó con actividades de exploración. El yacimiento obtendría 120 mil toneladas de cobre, por lo que se estima que se necesitaría una inversión de US$ 1,400 millones, la cual financiaría la empresa encargada: Southern Perú Copper Corporation.

La oposición, a lo largo de estos doce años, ha realizado protestas y enfrentamientos que han dejado varios muertos y centenares de heridos en este último tiempo.

Compartir
Twitter: @triniayan // email: trinidadayan@cordobatimes.com