Un fotógrafo británico explora los límites de la percepción. Ed Thompson va más allá del ojo humano para documentar eventos que pasan inadvertidos.

“Lo invisible” es una muestra que se puede ver en la galería Four Corners de Londres. También, impresiones de los trabajos están disponibles en el sitio www.edwardthompson.co.uk.

En su nuevo trabajo, Thompson, utiliza el recurso infrarrojo. El genio de la fotografía crea imágenes que transforman el mundo que nos rodea. Fuerza al espectador a buscar claves visuales para asociar la imagen con lo conocido.

El proyecto comenzó en 2010 cuando investigaba cómo documentar “el pueblo embrujado” de Pickley, Kent, en Inglaterra, y se encontró con artículos que sugerían que los fantasmas se pueden plasmar utilizando fotografía de infrarrojos.

Thompson insiste en que pese a su apariencia de ser de fuera de este mundo, las fotografías son tan reales como cualquier imagen documental. Además explica que  “hay mucho debate en el fotoperiodismo contemporáneo y la fotografía documental sobre la manipulación, tanto en la elaboración como en la postproducción de imágenes fotográficas”.