En el marco de desarrollo de la VII Cumbre de las Américas el sumo pontífice pidió a líderes de América combatir las desigualdades.

El mensaje del Papa argentino fue dirigido expresamente al presidente de Panamá. En el mismo puso de manifiesto su “sintonía” con el tema de la cumbre-

“La inequidad, la injusta distribución de las riquezas y de los recursos, es fuente de conflictos y de violencia entre los pueblos, porque supone que el progreso de unos se construye sobre el necesario sacrificio de otros y que, para poder vivir dignamente, hay que luchar contra los demás”, afirmó Francisco.

Además habló respecto a la gran brecha existente entre ricos y pobres.

El Padre Santo hizo alusión a la situación de racismo e intolerancia que viven a diario indígenas, habitantes de suburbios y de zonas rurales.

La VII Cumbre de las Américas centra su atención en la reconciliación entre Estados Unidos y Cuba. Francisco medió en el acuerdo. Hoy los presidentes, Barack Obama y Raúl Castro, mantendrán una histórica reunión frente a frente.