La primitiva y armoniosa conexión entre seres humanos y naturaleza. Eso es lo que Uruma Takezawa, una de las estrellas emergentes de la fotografía de Japón, ha querido captar en sus imágenes.

Con la intención de documentar “los habitantes de áreas remotas del mundo que viven de la tierra y en armonía con el entorno natural”, el japonés recorrió 103 países a pie, en tren, autobús, kayak o a lomos de un caballo, siempre en solitario y con la cámara a cuestas.

El resultado de aquel viaje fotográfico de más de mil días es Land (territorio), su primera exposición en solitario.

La muestra la conforman más de 40 imágenes tomadas en los cuatro continentes, en Centroamérica, Sudamérica, el Caribe, Norteamérica, Asia, África y Medio Oriente.

Mujer bailando en La Habana.
En su viaje de más de mil días Takezawa visitó Cuba y retrató a esta mujer bailando en La Habana. “Este mundo es amplio, mucho más de lo que pensamos y mucho más profundo”, dice el propio Takezawa.
Pozos de evaporación de sal en Mara, Perú.
La travesía también lo llevó a Sudamérica. Y en Perú fotografió las salinas de Mara, en las laderas de los Andes.
Ganaderos con rebaño en Pantanal, Brasil.
En Pantanal, Brasil, el fotógrafo se encontró con estos ganaderos conduciendo su rebaño. El fotógrafo describe su proyecto como un canto de amor por la “vida en armonía con el planeta” de los pueblos indígenas, su “dignidad” y el “poder de su innato y natural sentido humanista”.
Templos de Lalung Gal Gompa, en el Tibet oriental.
Entre los templos de Lalung Gal Gompa, en el Tibet oriental, tuvo la sensación de que era la fe de los monjes la que mantenía la armonía de las construcciones, cuenta Takazawa.
Hombres de la tribu Wodaabe, en Níger.
“Los hombres de la tribu Wodaabe, en Níger, pintan sus rostros con pigmentos hechos a partir de piedras trituradas”, dice Takezawa. “Utilizan el maquillaje para ganarse el afecto de las mujeres”, añade.
Mercado del país godón, en Mali.
En el centro de Mali, en el país dogón, Takezawa visitó el colorido mercado en el que los vecinos compran, venden e intercambian sus productos.
Orfanato del condado de Kakuto, en Uganda.
Este contraluz lo captó en un aula de un orfanato del condado de Kakuto, en Uganda.
En Bali, Indonesia, captó la imagen de las piernas de un hombre mientras realizaba un ritual nocturno con fuego.

El fotógrafo presenta su trabajo en Nueva York dentro del festival Shashin: Photography From Japan (Sashin: fotografía de Japón) y se puede visitar desde el 21 de abril al 5 de mayo en la galería Foto-Care.