Nuevos combates en Ucrania ponen en riesgo al acuerdo de paz alcanzado

consejo de seguridad

Luego de que los mandatarios de Francia y Alemania intervengan directamente en el conflicto, alcanzado un acuerdo de Paz entre Ucrania y Rusia firmado la semana pasada, los rebeldes pro rusos anunciaron que el pacto no incluía a la ciudad de Debaltseve, lugar que hoy se consolida como el foco de los combates.

El acuerdo diplomático alcanzado en Minsk incluía el compromiso a un cese al fuego que debía comenzar el pasado domingo, y a una posterior retirada del armamento pesado por parte de los dos bandos.

A horas de comenzada la fecha clave, los enfrentamientos no cesaron en Debaltseve y, como consecuencia, las partes se han negado a retirar la artillería. La fragilidad del acuerdo mantiene en riesgo al territorio ucraniano y  ha llevado en el día de la fecha a una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Según las tropas rebeldes, las fuerzas ucranianas habían violado el cese al fuego 27 veces en las últimas 24 horas, mientras que el ejército de Kiev sostiene que cinco de sus soldados murieron y 25 resultaron heridos desde que comenzó el cese al fuego el domingo.

En este contexto de acusaciones cruzadas, el vocero de las fuerzas armadas de Kiev, Andrii Lisenko, dijo “no están dadas las condiciones para el retiro de armas pesadas porque la tregua no fue respetada”. Por su parte, el jefe adjunto de la presidencia ucraniana, Valeri Chaly , sostuvo “Rusia y los rebeldes no respetan los acuerdos”, “están destruyendo la esperanza de paz”.

El Consejo de Seguridad de la ONU llamó hoy a las partes envueltas en el conflicto a “cesar inmediatamente las hostilidades”, en una declaración votada por unanimidad. Los 15 países miembros, incluida Rusia, pidieron respetar los acuerdos firmados, principalmente dejando cumplir a la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa) con su tarea de observación.

Foto: Centro de Noticias de la ONU