Egipto pide una fuerte respuesta en la ONU por asesinatos del EI

egipto

El ministro de Exteriores de Egipo, Sameh Shukri, pedirá a la comunidad internacional que “afronte su responsabilidad” y adopte medidas “fuertes y efectivas” contra el yihadista Estado Islámico, que asesinó por decapitación a una veintena de ciudadanos de su país en Libia.

 

Shukri se reunirá “urgente e inmediatamente” en Nueva York con responsables de alto rango de la ONU, como el secretario general de la organización, Ban Ki moon, y los quince miembros del Consejo de Seguridad, según un comunicado del Ministerio de Exteriores egipcio.

Siguiendo instrucciones del presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, en sus entrevistas el canciller dará precisiones sobre la actual situación “generada por la vil acción terrorista que afectó a ciudadanos egipcios a manos de la organización terrorista Estado Islámico en Libia”, menciona el texto oficial de El Cairo.

Ayer, el EI difundió un vídeo en el que muestra cómo ejecuta a una veintena de coptos egipcios que fueron secuestrados en la ciudad de Sirte, en el norte de Libia, por extremistas leales al grupo yihadista en ese país.

Tras recalar en Nueva York, Shukri viajará a Washington para participar en la Cumbre de Lucha Antiterrorista, que se celebrará los próximos 18, 19 y 20 de febrero, donde advertirá de que sin “una intervención firme para frenar a los grupos terroristas en Libia habrá una clara amenaza” para la seguridad y la paz internacionales.

En tanto, en las últimas horas el ejército egipcio lanzó un ataque aéreo contra varias posiciones en Libia de las milicias leales al Estado Islámico (EI). En un comunicado de las fuerzas armadas se señaló que los ataques se producen en cumplimiento de una resolución del Consejo de la Defensa Nacional, máximo órgano de decisión en asuntos de seguridad de Egipto, y ante el derecho “de defensa de la seguridad y estabilidad del pueblo”.

La jefatura de las Fuerzas Armadas detalló que los bombardeos se produjeron “contra los cuarteles, posiciones, lugares de concentración y entrenamiento, y almacenes de armas” de los yihadistas leales al EI en territorio libio.

Télam