La Diplomacia franco-alemana intenta calmar los combates en Ucrania

Angela Merkel y Hollande

Luego del fracaso de los acuerdos de “alto al fuego” entre el Gobierno de Ucrania y las fuerzas rebeldes pro rusas y el recrudecimientos de los enfrentamientos, los mandatarios de Alemania y Francia intentan un último esfuerzo diplomático para poner fin al conflicto.

Hasta el momento,  los planes de paz que se elaboraron para concluir con los combates en Ucrania no han sido eficaces, por otra parte, las sanciones que impuso la Unión Europea al Gobierno de Putin por apoyar a los separatistas han golpeado la economía rusa pero no han doblegado al país.

Durante el mes de enero, la violencia entre las tropas leales al Presidente Petro Poroshenko y las milicias separatistas del este ha aumentado. Los rebeldes avanzaron sobre la estratégica ciudad de Debáltsevo, en la región de Donetsk, que es ahora el foco de los combates.

En este contexto, los rebeldes y el Gobierno de Kiev han llegado a un acuerdo para evacuar a la población de forma segura, pero las negociaciones a largo plazo entre ellos no funcionan. La tensión aumentó por los dichos del Secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien anunció: “El presidente (Barack Obama) estudia diferentes variantes, entre las cuales figura la posibilidad de suministrar armamento defensivo y sistemas a Ucrania”.

La posibilidad de que Estados Unidos entregue armas al Gobierno de Poroshenko y que Rusia siga al mando de las fuerzas separatistas hace recordar mucho a la Guerra Fría, por lo que Merkel y Hollande decidieron encarar un rol activo en el conflicto.

Durante la semana pasada se reunieron con Poroshenko en Ucrania y con Putin en Rusia para proponer una salida diplomática al conflicto. El plan no se ha revelado pero, de acuerdo con algunas filtraciones, está basado en los acuerdos de Minsk que trajeron el alto el fuego el pasado septiembre, incorporando además  el despliegue de cascos azules.

Luego de estas negociaciones, Angela Merkel y François  Hollande anunciaron una nueva mesa de diálogo que incluirá al  presidente de Rusia, Vladimir Putin y al presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, el próximo miércoles en Minsk (Bielorrusia). Resta esperar los resultados de este diálogo para conocer si la intervención franco alemana impedirá la intensificación de este conflicto y traerá finalmente la paz en Ucrania.

Foto: AFP