Papa Francisco: “No hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores”

papa_francisco

Así lo anunciaba el máximo representante de la Iglesia Católica, en una carta dirigida a los Presidentes de las Conferencias Episcopales. El ex cardenal Jorge Bergoglio, ahora Papa Francisco, llamó a todos sus dependientes a trabajar para proteger a los “menores y adultos vulnerables”.

 

En el día de hoy se publicó, en el sitio oficial del Vaticano, la misiva que el Papa envió el día lunes 2 de Febrero A los Presidentes de las Conferencias Episcopales y los Superiores de los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

Francisco remitió  esta directiva faltando pocos días para que se reúna por primera vez la Comisión para la Tutela de Menores que él mismo estableció en 2013, con el objetivo de erradicar finalmente el flagelo del abuso de la Iglesia Católica.

El Papa recuerda en el mensaje el impacto que le causó el encuentro con las víctimas de este aberrante delito  y sostiene: “Esto confirmó una vez más mi convicción de que se debe continuar haciendo todo lo posible para erradicar de la Iglesia el flagelo del abuso sexual de menores y adultos vulnerables, y abrir un camino de reconciliación y curación para quien ha sufrido abusos”.

Alentando y guiando a quienes participarán de la Comisión, Francisco envía en su mensaje el total apoyo al trabajo y esfuerzo de la misma, que tiene en sus manos la gran misión de proteger a sus propios fieles.

 “Las familias deben saber que la Iglesia no escatima esfuerzo alguno para proteger a sus hijos, y tienen el derecho de dirigirse a ella con plena confianza, porque es una casa segura. Por tanto, no se podrá dar prioridad a ningún otro tipo de consideración, de la naturaleza que sea, como, por ejemplo, el deseo de evitar el escándalo, porque no hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores”, manifestó.

“Corresponde al Obispo diocesano y a los Superiores mayores la tarea de verificar que en las parroquias y en otras instituciones de la Iglesia se garantice la seguridad de los menores y los adultos vulnerables”. “Por todos estos motivos, pido vuestra colaboración plena y atenta con la Comisión para la tutela de los menores”, concluyó Francisco.