Estados Unidos anuncia sanciones contra funcionarios venezolanos

maduro

Así lo anunció la portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Jen Psaki, quien detalló en un comunicado las medidas que tomará el país contra funcionarios y ex integrantes del Gobierno de Venezuela involucrados en violaciones a derechos humanos y corrupción.

Mientras la gestión de Barack Obama se acerca a Cuba, se distancia de Venezuela. Primero, fue la acusación del sucesor de Hugo Chávez, quien denunció al vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden, por estar detrás de un plan para hacer caer a su Gobierno.

Luego de desmentirlo, llegaron las sanciones unilaterales por parte de Norteamérica, que fueron anunciadas ayer lunes 2 de febrero. El país restringirá las visas para funcionarios, ex funcionarios  y sus familiares “que se cree que son responsables o cómplices de abusos contra los derechos humanos”, así como a otras personas “consideradas responsables de actos de corrupción pública”.

“Ignorando las reiteradas peticiones de cambio hechas por gobiernos, respetados líderes y grupos de expertos, el gobierno venezolano ha seguido demostrando una falta de respeto hacia los derechos humanos y las libertades fundamentales”, mantiene el comunicado del Departamento de Estado.

La respuesta de Nicolás Maduro no tardó en llegar, tensando aún más las relaciones entre ambos países, y se manifestó a partir de un comunicado del Ministerio  de Relaciones Exteriores.

“Venezuela lamenta la continuidad de las agresiones por parte del Gobierno de los Estados Unidos de América que atentan contra un diálogo de respeto que rige la actuación internacional del gobierno venezolano, y en cambio opte por continuar violentando los principios de soberanía nacional, igualdad de derechos y no injerencia en los asuntos internos intrínsecos al Derecho Internacional”,  sostiene el comunicado.

Los países mantienen relaciones ríspidas desde la llegada de Hugo Chávez al poder y el acercamiento histórico de Estados Unidos con Cuba, aliado de Maduro, parece no replicarse en el caso de la República Bolivariana.