Mahoma en la nueva portada del Charlie Hebdo

charlie hebdo

Este miércoles 14 de enero se puso en circulación la primera edición del Charlie Hebdo luego del atentado que sufrió su sede en París. En el día en que Al Qaeda en Yemen reivindicó el ataque, la revista vendió todos sus ejemplares, con Mahoma nuevamente en la portada.

Si bien mucha polémica se ha desatado desde la masacre sobre el derecho que se posee (o no) a satirizar los símbolos religiosos para generar “humor”, no cabe duda de que sí reinó la unanimidad al momento de condenar el ataque.

Millones de personas macharon a favor de la libertad de expresión, y aún sin concordar con el tipo de publicaciones de la revista, que muchos consideran ofensivas, la solidaridad para con este medio de prensa y la reprobación a los extremistas se hizo escuchar.

Demostración de lo dicho fue lo sucedido este miércoles, cuando la tirada de Charlie Hebdo de 3 millones de ejemplares se agotó en pocas horas, por lo que se tomó la decisión de ampliarla, alcanzando los 5 millones de unidades.

Manteniendo su postura, este número sale a la venta con el  profeta Mahoma en portada, llorando y con una pancarta que sostiene “Yo soy Charlie”, “Todo está perdonado”. El auge fue sorprendente, para una revista que normalmente produce 60 mil ejemplares.

Nuevamente, la gráfica fue considerada ofensiva por el mundo musulmán, quienes se han pronunciado ya, en varias oportunidades contra este tipo de humor que ridiculiza su religión.