Chile y Bolivia, un conflicto que no tendrá intermediarios

Evo Morales y Bachelet

Luego de que Evo Morales anunciara que el Papa Francisco pidió documentación sobre el conflicto marítimo entre los países latinoamericanos, Chile aclaró que no aceptará ningún tipo de mediación en este tema.

 

Fue durante una entrevista, cuando el Presidente de Bolivia comentó que varios mandatarios, sin individualizar a ninguno, habían ofrecido sus gestiones para encontrar una solución a la controversia que los países mantienen por la salida al Pacífico desde el Siglo XIX.

Evo además comunicó que el Sumo Pontífice había pedido documentación sobre el conflicto, por lo que su Gobierno le había otorgado un libro con toda la información y los argumentos de su demanda presentada ante el Tribunal de La Haya.

La respuesta de Chile no se hizo esperar, y su canciller Heraldo Múñoz, sostuvo hoy que no aceptarán la mediación de terceros en la demanda de Bolivia por un acceso soberano al océano Pacífico, ya que se trata de un tema “completamente bilateral”.

“Chile nunca considerará ceder territorio bajo presión ni mediación de alguna especie. Eso está meridianamente claro para nosotros y menos aun cuando hay un caso en La Haya”, agregó.

De este modo se afirmó que la mediación no será un método de resolución de la controversia aceptado por el Gobierno chileno, quedando pendiente la disputa en la Corte Internacional de Justicia ante quien Bolivia se presentó en 2013.

Chile  también rechazó la competencia de este Organismo Internacional  argumentando que el Tribunal se constituyó con posterioridad al tratado de 1904, que  según el país de dirige Bachelet, resolvió de forma definitiva todos los asuntos limítrofes entre ambas naciones.