La crueldad de Estado Islámico (ISIS) sigue sorprendiendo

Isis

Los miembros del grupo terrorista ISIS, que han tomado relevancia internacional por las decapitaciones de rehenes occidentales, han encontrado una nueva forma de financiamiento, que consiste en la venta de sus cadáveres.

 

La crueldad del grupo terrorista parece no tener límites. Luego de las decapitaciones, en las cuales los miembros del grupo piden a Estados Unidos y demás países occidentales que satisfagan sus pretensiones, en las últimas horas se dio a conocer una nueva forma en la que la organización busca financiar sus operaciones.

Según lo relevado por tres fuentes anónimas al portal de noticias BuzzFeed, los terroristas están intentando  vender el cadáver de James Foley, periodista norteamericano asesinado en agosto, a Estados Unidos o a su familia por 1 millón de dólares.

El portal de noticias indica que las tres fuentes ocuparían el rol de intermediarios entre ISIS y la familia de Foley, y el plan consistiría  en entregar los restos en la frontera de Turquía junto a una prueba de ADN,  una vez recibido el dinero.

Según publica BuzzFeed, uno de sus informantes explicó el plan de la siguiente manera: “Intentaron negociar (un rescate) por su libertad antes de decapitarle y, después de decapitarle, están intentando vender su cuerpo”.