Huelga general paraliza Itala

huelga general italia

La protesta, convocada por los dos principales sindicatos, rechaza la reforma laboral que impulsa el Gobierno de Matteo Renzi y solicita la reducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

 

Manifestaciones en las principales ciudades italianas y paros en los medios de transporte son algunas de las características de la huelga convocada por los dos principales sindicatos del país. En Roma por ejemplo, las tres líneas del metro permanecen cerradas, el transporte público de la capital funciona irregularmente y lo mismo ocurre en otras grandes ciudades, donde los medios de transporte o no operan o lo hacen de manera restringida.

En Turín, comenzó una manifestación en la que participó la líder del sindicato CGIL, el mayor del país, Susanna Camusso, quien apeló al Gobierno de Matteo Renzi a tomar medidas a favor del empleo en una situación que calificó de “emergencia”. En la capital italiana, la manifestación sindical partió de la plaza del Esquilino y tenía previsto alcanzar el centro de la ciudad, la plaza Santi Apostoli.

Ante esto, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, declaró desde Turín que la huelga general de hoy “es una señal de una destacada tensión entre los sindicatos y el Gobierno”. Cabe aclarar que la de hoy es la primera huelga general convocada contra el Gobierno de Renzi por los principales sindicatos del país y con movilizaciones en la mayoría de ciudades italianas en protesta contra las políticas de su Gobierno.

Las principales críticas se dirigen sobre todo a la modificación que contempla la reforma laboral sobre el Artículo 18 del Estatuto de los Trabajadores que protege a los profesionales de empresas con más de 15 empleados contra los despidos improcedentes.