¿Quiénes son los seis presos que llegaron a Uruguay?

12

presos guantanamo

Llegaron a la cárcel norteamericana acusados de tener conexión con diferentes grupos terroristas. Su historia previa a pasar más de una década como reclusos.

 

Este domingo el Departamento de Defensa de los Estados Unidos confirmó el traslado de seis reclusos de la prisión de Guantánamo a Uruguay. Ellos son: Adnan Anham, Ali Hussain Shaabaan, Omar Mahmoud Faraj, Abdul Bin Mohammed Abis Ourgy, Mohammed Tahanmatan, y Abu Wa`el Dhiab.

Poco se sabe de ellos. Del que más se habló en los últimos tiempos fue del sirio Abu Wa`el Dhiab, quien ante el deterioro que sufrieron en un momento las negociaciones entre Uruguay y Estados Unidos comenzó una huelga de hambre.

A continuación exponemos la “ficha” de cada uno de los seis reclusos que llegaron este domingo a Montevideo.

Abu Wa`el Dhiab: ciudadano sirio de 43 años, quien cuenta con un lazo latinoamericano ya que su madre es argentina. Aunque su padre es sirio, tiene también la nacionalidad libanesa.

En el último tramo de su estadía en Guantánamo se temió por su vida, tras una prolongada huelga de hambre que mantuvo al ver que las promesas de viajar a Uruguay se postergaban semana a semana.

Informes divulgados por Wikileaks indican que se dedicaba al manejo de camiones, trabajo que desarrolló en la Fuerza Aérea Siria. También supo ser vendedor callejero en Arabia Saudita. En 2000 viajó a Pakistán, donde dos años más tarde fue detenido en una redada en una casa.

Presunto falsificador de documentos, fue condenado a muerte en Siria. Luego de permanecer preso en la cárcel norteamericana ubicada en Cuba, las autoridades concluyeron en 2009 que podía ser liberado.

Mohammed Tahamatan: este palestino de 35 años también estuvo preso desde 2002, luego de ser vinculado al grupo terrorista Hamas. Incluso dos de sus tíos fueron detenidos por Israel.

Según la abogada Lauren Carasik, especialista en derechos humanos, Tahamatan decidió el 28 de septiembre de 2001 dejar su país para “escapar de la violencia y la pobreza”. Era el segundo de 15 hermanos.

Su destino era Afganistán. Sin embargo, a medio camino, en Pakistán, un hombre le recomendó buscar ayuda en una casa en la que residían estudiantes árabes. Finalmente, tras una redada de las fuerzas paquistaníes fue derivado a Guantánamo.

Ali al Shabaan: permaneció en prisión la misma cantidad de años que Wa`el Dhiab y Tahamatan. También aguardaba su liberación desde 2009, cuando Estados Unidos consideró que, al igual que otros 85 detenidos, no representaba una amenaza.

Sirio de 32 años, recibió entrenamiento de AK-47, y habría combatido en Afganistán.

Abd Hadi Faraj: estuvo bajo arresto en Guantánamo durante los últimos 13 años, luego de que fuera detenido en diciembre de 2001, en Tora Bora, Afganistán, a sus 26 años. En esa zona afgana radicaba el refugio del ex líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.

De origen sirio, se lo vinculó con terroristas de ese país, y se presume que habría sido entrenado con armas de fuego.

Entre los distintos trabajos que realizó, supo ser carnicero, empleado en una cantera y vendedor de frutas y verduras.

Ahmed Adnan Ahjam: a finales de 2001 fue atrapado en una redada en Kabul, cuando intentaba huir del frente militar Alianza del Norte Afgana. Según informaciones sobre su pasado, también estuvo en Tora Bora, y habría sido entrenado en operaciones suicidas.

Durante su estadía en Guantánamo, este hombre de 36 años hizo más de una huelga de hambre.

Creció en la ciudad siria de Alepo, donde su padre tenía una fábrica textil y donde aprendió el oficio de joyero.

Abdul Bin Mohammed Ourgy: este tunecino de 49 años perdió un pulgar utilizando una granada.

En 1992 fue arrestado en Italia por tráfico de drogas. Luego de salir en libertad, volvió a caer en manos de las autoridades en la frontera entre Afganistán y Pakistán.

De más pequeño vendía ropa de segunda mano en Túnez.