El Adiós a la fábrica de Opel en Bochum

25

Más de 13 millones de autos se fabricaron en los más de 50 años de actividad de la automotriz Opel en Bochum. Tras la marcha de Nokia en 2008, Bochum pierde a su segundo gran empleador en un corto plazo de tiempo.

Han luchado más de 10 años por conservar sus puestos de trabajo. La decisión de clausurar la planta de Bochum de la automotriz Opel se tomó en Detroit, sede matriz del consorcio General Motors. Con la producción de un vehículo del modelo Zafira, cesa este viernes (05.12.2014) la producción de Opel en la ciudad alemana. El proceso de liquidación ya ha comenzado. Desde principios de noviembre, se viene subastando en Internet el material de la fábrica, desde sillas de oficina hasta robots utilizados en la producción. Mike Sczceblewski, un empleado de larga duración de la planta, vive este proceso como “algo macabro, casi como si se expoliara a un cadáver”.

Tras 52 años de actividad y más de 13 millones de autos fabricados, concluye en Bochum un capítulo de la historia de la industria. En los 80, la planta empleaba a más de 20.000 trabajadores. Al final, quedaron apenas 3.200. De ellos, 300 tienen un puesto asegurado en el centro de distribución de Opel, que permanecerá en Bochum hasta 2020, pero la mayoría serán transferidos a una sociedad de transición creada por la automotriz, con el fin de capacitarlos para otras actividades. Algunos no tienen muchas esperanzas puestas en su futuro laboral, como Thorsten Diehl: “Tengo 50 años, creo que no lo voy a tener fácil”.

Imagen dañada

Hay quien piensa que el largo tira y afloja hasta que finalmente se tomó la decisión de cerrar la planta ha dañado la imagen de la ciudad. Así lo cree Heinz-Martin Dirks, que dirige la cámara de Fomento de la ciudad de Bochum: “Es cierto que al consorcio no le iba bien”, dice Dirks, “pero la polémica sobre el cierre de la fábrica ha llevado a la ciudad a ocupar titulares negativos en la prensa”.

En los 80, la fábrica de Opel en Bochum empleaba a más de 20.000 trabajadores.

En los 80, la fábrica de Opel en Bochum empleaba a más de 20.000 trabajadores.

Tras la marcha de Nokia y el cierre de Opel, Bochum ha perdido en un corto intervalo de tiempo la segunda fuente de empleo de la ciudad. Aunque la compañía finlandesa de telefonía móvil tenía en 2007 unas ganancias de 7,6 mil millones de euros, la fábrica cerró y la producción fue trasladada a Rumania, con lo que se perdieron unos 4.000 puestos de trabajo. A día de hoy, muchos extrabajadores de Nokia, sobre todo mujeres, no han vuelto a encontrar ocupación.

El futuro laboral en la región

La Universidad del Ruhr, con unos 6.000 trabajadores, se ha convertido en el mayor empleador de Bochum. Dada la situación del mercado laboral en la región, Dirks cree que los exempleados de Bochum deben estar preparados para asumir “ocupaciones que posiblemente estén peor remuneradas”.

La liquidación completa del proceso de cierre de Opel en Bochum, incluyendo la demolición del edificio y la venta del terreno, puede llevar hasta 10 años. Pero ya se vislumbra un nuevo inquilino que se instalaría, como pronto, en unos dos años. Se trata de la empresa de logística DHL, que quiere erigir un centro de distribución que emplearía a unas 600 personas.

Fuente: Deutsche Welle  http://www.dw.de/

Compartir
Mariano Javier Pepa
Director General - Tec. en Gestión de Medios Masivos de Comunicación - Diseñador Web