¿Qué papel juega Mujica en las elecciones presidenciales de Uruguay?

El presidente Mujica (aquí votando en las primarias) es muy admirado fuera de Uruguay pero no tanto en el país. (foto: AP)

141020190921_uru_mujica_primarias_ap_624

Hoy en día muchos en el mundo asocian a Uruguay con la figura de su presidente, José Mujica.

 

El carismático líder, de 79 años, logró el reconocimiento internacional por sus políticas progresistas y su estilo informal y humilde, y puso a la pequeña nación sudamericana en el mapa.

Pero la era de “El Pepe” –como se le conoce en el país- está llegando a su fin: este domingo los uruguayos deberán elegir a un nuevo líder que los represente a partir de marzo de 2015.

Sin la posibilidad de reelección, los principales candidatos para suceder a Mujica son tres hombres que distan mucho del estilo del actual mandatario.

Las encuestas de opinión dan como favorito al candidato del oficialista Frente Amplio (FA), Tabaré Vázquez (2005-2010), antecesor del presidente.

Pero a pesar de que Vázquez cuenta con un apoyo del 41% al 43% del electorado, esto no le alcanzaría para una victoria en primera vuelta, que requiere del 50% más uno de los votos.

Así, quien podría disputar la presidencia del país en un eventual ballottage sería el Partido Nacional (PN) –también conocido como blanco-, con su candidato, el joven diputado Luis Lacalle Pou.

————————————————-

Los sondeos:

  • FRENTE AMPLIO: 43% (Cifra), 42% (Factum e Interconsult), 41% (Equipos Mori)
  • PARTIDO NACIONAL:33% (Cifra), 32% (Factum), 31% (Interconsult), 28% (Equipos Mori)
  • PARTIDO COLORADO: 17% (Interconsult), 15% (Cifra, Factum y Equipos Mori)

————————————————-

Según los sondeos, los blancos cuentan con un respaldo de entre el 28% y el 33%, lo que los colocaría cómodamente en una segunda vuelta el próximo 30 de noviembre.

Otro político que buscará suceder a Mujica será el senador Pedro Bordaberry, del Partido Colorado (PC), quien perdió las elecciones de 2009 contra el actual presidente.

El PC cuenta con una intención de voto de entre el 15% y el 17%, y, junto con los blancos, podrían quitarle la mayoría parlamentaria que el FA ostenta hace una década.

Para cualquiera de estos candidatos será difícil igualar el reconocimiento mundial que logró Mujica, quien anunció que se postulará como senador en estas elecciones.

Desde que asumió la presidencia el 1 de marzo 2010, “El Pepe” logró imponer una nueva forma de liderazgo que fue incluso elogiada por el propio presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Sus políticas convirtieron a Uruguay en un pionero mundial.

Desde convertir a ese país en el primero de América del Sur en aprobar el aborto hasta ser el único en el planeta que legalizó la producción, distribución y venta de marihuana.

Todo ello llamó la atención del mundo, e hizo que la revista británica The Economist eligiera a Uruguay, en 2013, como “el país del año”.

 

Afuera y adentro

Adolfo Garcé, profesor de ciencias políticas en la Universidad de la República, resumió por qué Mujica no tiene mayor peso en la elección.

“Si bien en el exterior su figura es enorme, dentro de Uruguay, Mujica es considerado un político más, y su figura divide bastante”, señaló.

La última encuesta de la consultora Cifra muestra que un 58% de los uruguayos aprueba la gestión del presidente.

Eso es menos de la aprobación que tenía Vázquez (71%) en septiembre de 2009, cuando atravesaba igual período de su gobierno.

Mientras que afuera muchos admiran algunos de los anuncios de Mujica, como su decisión de recibir a cinco prisioneros de la cárcel estadounidense de Guantánamo, en Uruguay la mayoría rechazó ese tipo de gesto.

 

Según Oscar Bottinelli, director de la encuestadora Factum, el presidente juega un papel indirecto en los comicios, ya que parte del voto será un plebiscito de su gestión.

“La campaña de los blancos y colorados se centró en los problemas de inseguridad y la educación, dos cuentas pendientes del gobierno de Mujica”, afirmó.

No obstante, muchos creen que el presidente jugará un rol importante a la hora de “traccionar” votos de la izquierda.

Su partido, el Movimiento de Participación Popular (MPP), es el más grande dentro de la coalición del FA, lo que aportaría valiosos votos para mantener la mayoría en el Parlamento y darle un triunfo a Vázquez.

Internas

Sin embargo, algunos también observan ciertos cortocircuitos entre Mujica y Vázquez, que podrían afectar al FA.

Esta semana, el actual mandatario criticó a su antecesor (y aspirante a sucesor) por cuestionar a su equipo económico y su decisión de vender marihuana en farmacias (algo que Vázquez llamó “insólito”).

Bottinelli dijo que el “poco entusiasmo” que muestra Vázquez hacia las políticas más progresistas aprobadas por Mujica podría restarle votos del sector más socialista del FA.

José Mujica y Tabaré Vázquez (foto: AP)
José Mujica y Tabaré Vázquez: rivales en la interna del FA, pero unidos en la campaña. (foto: AP)

Más allá de esto, lo cierto es que Mujica ha hecho campaña activa a favor de Vázquez, incluso ganándose la crítica de quienes lo acusan de violar las normas electorales que prohíben al presidente hacer propaganda política.

Para Garcé, Mujica tendrá un rol vital a la hora de captar el voto de los sectores más pobres.

En cambio, analistas como Bottinelli creen que la gestión del presidente pudo haber alejado a los sectores medios y medios altos, al haber aplicado políticas impositivas que muchos consideraron asfixiantes.

Lo cierto es que mientras que la oposición busca capitalizar sobre el desgaste generado por Mujica, también ha mostrado cierta tendencia a imitar algunas de las características más apreciadas del mandatario.

En ese sentido, Garcé destacó que el estilo “desestructurado, liso y llano” que distingue a Luis Lacalle Pou recuerda a muchos al carácter famosamente “campechano” de Mujica.