Luego de seis semanas, apareció Kim Jong-un

[cycloneslider id=”kim-jong-un”]

La agencia oficial norcoreana difundió fotos del líder de ese país asiático caminando con un bastón durante la visita de un complejo de edificios.

 

Después de 40 días de ausencia, la sonrisa de Kim Jong-un volvió a ocupar la tapa del Rodong Sinmun, el diario del partido del Trabajo de Corea del Norte. La imagen confirmó que el “líder supremo” sigue al frente del régimen y puso fin a las especulaciones sobre un posible golpe de estado en uno de los países más herméticos del planeta.

En las imágenes, Kim aparece apoyándose sobre un bastón negro y dando sus típicas “indicaciones sobre el terreno” a un séquito de miembros de la élite norcoreana. Las fotos fueron tomadas durante la visita de un nuevo complejo residencial construido en la capital para los científicos que trabajan en el programa de satélites de Coreadel Norte, indicó la agencia estatal KCNA.

Los rumores acerca de Kim crecieron el viernes pasado ante su ausencia en los actos por el aniversario del partido en el poder, donde estaban presentes los máximos dignatarios del régimen. Durante estos 40 días, se mencionaron desde un supuesto golpe de Estado hasta que el joven dirigente, un gran fumador que engordó mucho en los últimos meses, padecía gota, diabetes, tenía los tobillos fracturados e incluso que se hallaba en estado de muerte cerebral.

Aunque la reaparición de Kim echa por tierra muchos de los rumores, su imagen con bastón confirma que padece algún problema de salud y los expertos de Corea del Sur comenzaron a ofrecer posibles diagnósticos. La cojera de Kim “puede ser una prueba de que se sometió a cirugía”, según Ahn Chan-il, director del Centro Mundial de Investigación sobre Corea del Norte (WINK) y conocido por ser el primer refugiado norcoreano en doctorarse en una universidad de Seúl.

Según Ahn, el rostro del líder norcoreano “parece algo más hinchado y asimétrico”, lo que atribuyó posiblemente a “losmedicamentos para combatir el dolor cuando se realizan operaciones quirúrgicas”. Kim Yong Hyun, profesor de estudios norcoreanos de la Universidad de Dongkuk en Seúl, manifestó en la televisión local YTN que “probablemente la lesión de Kim no está curada, de modo que Pyongyang solo difundió fotografías y no videos que pudieran sugerir una mayor gravedad”.