Restaurante chino servía fideos condimentados con planta de opio

140820115735-noodle-tease-story-top

Los fideos no eran solo deliciosos. Eran adictivos.

 

Un vendedor chino de fideos en la provincia norteña de Shaanxi fue detenido durante 10 días después de admitir que añadió polvo de adormidera —la planta con la que se hace el opio— a sus platos para que los clientes regresaran, informaron medios de comunicación.

El propietario dijo que él compró dos kilogramos de la sustancia por 600 yuanes (unos 98 dólares) en agosto. Explicó que se la ponía a su comida para que supiera mejor y aumentar el negocio, informó el periódico Huashangbao.

Los fideos adulterados fueron descubiertos cuando la policía detuvo un vehículo conducido por un hombre de 26 años y le realizó pruebas de detección de drogas no mucho después de haber consumido un plato de los fideos.

El hombre fue detenido durante 15 días por los delitos de abuso de drogas y no fue liberado hasta que los miembros de la familia dijeron a la policía que también habían comido en el mismo restaurante y dieron positivo de la droga.

El periódico señaló que el riesgo de hacerse adicto comiendo los fideos es prácticamente inexistente, aunque se comen de forma continua durante un largo periodo.

Agregó que no es raro en China que la gente le ponga amapola a los alimentos, y ya hubo casos similares en 2010 y 2012.

Compartir
Mariano Javier Pepa
Director General - Tec. en Gestión de Medios Masivos de Comunicación - Diseñador Web