Autorizan a la policía a impedir que entren al país yihadistas británicos

cameron ing

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, anunció ayer en el Parlamento un endurecimiento de las leyes antiterroristas para reforzar el control fronterizo contra los yihadistas británicos que combaten en Irak y Siria.

 

El primer Ministro británico, David Cameron, autorizó a la policía inglesa a que impida el ingreso al país a yihadistas británicos.

El grado de alerta por terrorismo fue elevado hace tres días a “grave” en el Reino Unido por el Gobierno de Cameron, que lleva tiempo avisando del riesgo de que extremistas británicos que combaten en Siria e Irak junto al Estado Islámico (EI), cuyo número se estima en 500, regresen al Reino Unido para organizar atentados.

“Somos una sociedad abierta, tolerante y libre. Pero no podemos permitir que ese aperturismo sea confundido con una tolerancia hacia el extremismo”, señaló el “premier” conservador en una comparecencia ante la Cámara de los Comunes para informar de la nueva legislación.

Entre otras cosas, la policía dispondrá de poderes temporales para confiscar el pasaporte en la frontera a los británicos de los que sospeche que viajan con intención de unirse a la causa yihadista.