Una mujer perdió familiares en los dos vuelos y un hombre se salvó de las tragedias

78

avion-malasiaLas dos caras de la moneda de los aviones de Malaysia Airlines: ella sufrió la muerte de su hermano y su cuñada, en el primero, y de su hijastra, en el segundo; mientras que él cambió a último momento los pasajes. Además, una familia sobrevivió por llegar tarde al aeropuerto y no poder abordar.

 

Las tragedias de los vuelos de Malaysia Airlines dejaron muchas vidas perdidas, pero te contamos dos historias totalmente opuestas que nos permiten entender que el destino está escrito.

Por un lado, la australiana Kaylene Mann sufrió la pérdida de su hermano Rod y su cuñada María en el avión desaparecido en marzo; y a su hijastra Maree Rizk, que viajaba junto con su esposo Albert, en el que fue derribado en Ucrania esta semana.

A pesar de la doble tragedia, Kaylene dijo que no guarda resentimientos contra Malaysia Airlines. “Nadie podía predecir que iban a ser derribados”, dijo. “Eso estaba fuera de sus manos”.

En la otra cara de la moneda, Maarten de Jonge, un ciclista profesional holandés, logró esquivar a último momento el vuelo que cayó se estrelló el jueves, ya que encontró un pasaje más barato y salvó su vida. Algo muy similar le pasó  en el pasado marzo cuando el estuvo a punto de subir al vuelo MH370, pero optó por otro que no incluía escala.

“Querer ahorrar me salvó la vida”, dijo De Jonge, de 29 años, integrante del equipo malayo de ciclismo Terengganu Cycling Team.

Además, una familia integrada por un hombre, su mujer y su bebé salvó su vida al no poder abordar a tiempo en Amsterdam el avión de Malaysia por llegar tarde al aeropuerto.

“Estoy conmovida, no sé ni qué hacer, me siento mal físicamente. Sólo pienso que me siento como si me dieran una segunda oportunidad”, explicó la mujer.

Compartir
Darío Rizzi
Cordobés, 30 años, Licenciado en Comunicación Social. Jefe de Redacción de la Edición General en Córdoba Times. Community Manager // Twitter: @dariorizziok // email: dario@cordobatimes.com