Joven murió aplastado por un crucifijo gigante dedicado a Juan Pablo II

El trágico accidente tuvo lugar en Cevo, una localidad de los Alpes italianos, a pocos días de la canonización del anterior pontífice.

 

Un hombre de sólo 21 años de edad, perdió la vida el pasado jueves en la localidad italiana de Cevo (en los Alpes) tras ser aplastado por un trozo de un crucifijo de 30 metros de altura erigido en honor al Papa Juan Pablo II.

Parte de la escultura se derrumbó a pocos días de la ceremonia de canonización del Papa Juan Pablo II y de su predecesor, el Papa Juan XIII, matando a Marco Gusmini e hiriendo a una segunda persona que se encuentra internada en un hospital cercano.

El crucifijo, que conmemora la visita del Papa Juan Pablo II a la zona en 1998, está diseñado como una cruz metálica curva con una estatua de Jesucristo de un peso de 600 kilogramos, que es la parte de la escultura que se ha desprendido en el trágico suceso de este jueves.

En tanto, la ceremonia de canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII se celebrará el próximo domingo a partir de las 10.00 horas en la plaza de San Pedro de El Vaticano.