El mensaje “para ser feliz” que dejó Sam Berns, un adolescente de 17 años con el cuerpo de un anciano

SAM

El joven padecía una rara condición genética que degenera músculos y huesos y causa síntomas asociados al envejecimiento.

 

Sam Berns nació en Providence (Rhode Island) y a los cuatro añod de dead le diagnosticaron progeria, una enfermedad congénita que lo hacía envejecer a pasos agigantados.

 A los 17, su cara era la de un anciano y las manos y las piernas estaban deformadas por la artrosis. Sin embargo, eso no le impidió llevar una vida plena y feliz, lo que quedó plasmado en el documental “Life According to Sam” (La vida según Sam).

En el video, durante una charla de TEDx, mustra cuál es su “filosofía de vida”, que lo ayudó a cumplir los sueños que se propuso.

Compartir
Melisa Müller
27 años, Comunicadora Social . Twitter: @Melii_Muller // email: melisa@cordobatimes.com